[ 09/05/18 ]

Entrevista a la franquicia La Cueva del Oso

La esencia con la que comenzamos este negocio es el cuidado de la imagen masculina, siguiendo unos cuidados de la barba con unos protocolos totalmente higiénicos.

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Daniel Pertegal, creador de La Cueva del Oso Barberías, que cuenta con una formación exquisita lograda a base de trabajo y constancia.  Tras más de 13 años de bagaje profesional en su sector y tras haber depurado su saber hacer a base de experiencia, apuesta por el sistema de franquicia para la expansión nacional de su reconocida barbería “La Cueva del Oso”.

  

¿Cuándo y cómo nació La Cueva del Oso Barberías?

Empezamos hace 13 años, en 2005, como Petergal Peluqueros, y ya en aquel inicio nos especializamos en el estilismo masculino y en barba, rituales de barba, tratados de barbas, cabellos…

Cansados del sello que implica el nombre de “Peluquería”, aprovechamos el boom de las barbershop diferenciándonos del resto de peluquerías que se nombraban con su nombre, algo que veníamos haciendo nosotros. La Cueva del Oso nace de la vocación que queríamos representar, las barberías tradicionales con peluquería masculina.

¿Nos podrías definir tu concepto de negocio?

La esencia con la que comenzamos este negocio es el cuidado de la imagen masculina, siguiendo unos cuidados de la barba con unos protocolos totalmente higiénicos, donde buscamos educar a nuestro cliente a través de una serie de cuidados y mantenimiento de su estética.

Sobre esta base hemos desarrollado un método propio para nuestros trabajos, un sistema estructurado para la gestión del negocio y la atención al público.

¿Cuáles fueron las dificultades con las que te encontraste?

Quizás la más reseñable fue conseguir destacar frente a la competencia, lograr hacer frente al resto de peluquerías. Hemos logrado una metodología estudiada, traducimos los deseos de nuestros clientes en soluciones de estilismo que tienen en cuenta las características morfológicas a través de la geometría del corte.

Fue por ello por lo que nos adaptamos a nuestros clientes y a la tendencia del momento. Hemos aprendido a dejar la rigidez para poder cambiar y evolucionar con los tiempos ofreciendo una propuesta de negocio que mantendrá su rentabilidad a largo plazo.

¿Por qué has decidido expandirte bajo la fórmula de la franquicia?

Buscábamos dar un paso más, dar a conocer nuestra marca, crecer, expandirnos. Una franquicia nos permitía alcanzar todos estos objetivos, y no solo eso, consideramos que es un modelo de negocio avalado y que ofrece un gran número de ventajas.

No queríamos quedarnos en un local, queríamos llevar nuestro negocio a otras partes del país, y ¿Por qué no? También fuera del país. Nos gustaría tender la posibilidad de trabajar con nosotros a aquellos que busquen un modelo negocio rentable y adaptable a nuevas tendencias.

¿Qué os diferencia dentro del sector frente a la competencia?

La diferencia de esta franquicia respecto a la competencia es su alta formación a los adheridos a la enseña, trabajando parte técnica, corporal, comportamiento, posicionamiento, comprensión, proceso… En definitiva, modelando a grandes profesionales de la peluquería y barbería desde la comprensión de lo que realmente hacen a través de una educación, unos conocimientos y fundamentos.

Y por supuesto un estilo clásico reinterpretado en parámetros contemporáneos que unifica el aspecto de nuestros salones y nos identifica como marca frente al público.

Además, todos nuestros establecimientos cuentan con acceso a una misma base de datos de clientes, lo que permite conocer el historial del mismo para adecuar el servicio a sus preferencias.

¿Cómo encuentras la situación del sector a día de hoy?

La proliferación de estos negocios tiene una explicación lógica: El mayor cuidado estético del hombre y la alta demanda especializada que existe, lo que ha obligado a dar un nuevo giro a un tipo de establecimiento donde, además de cortarse la barba o el cabello, el hombre acude a recibir otros servicios variopintos. El oficio deja atrás los años de crisis y afronta el futuro con la combinación de nuevos servicios en corte y cuidado del cabello, una atención personalizada y una estética de sus centros muy cuidada.

En La Cueva del Oso Barberías ofrecemos un servicio completamente personalizado, comenzamos con una entrevista para conocer los deseos y características de nuestros clientes para así traducirlo en las geometrías de corte más apropiadas en cada caso. Además, conservamos todos los datos de estos servicios en fichas informatizadas que nos permiten llevar un registro de nuestros trabajos. Ellos valoran ser atendidos en cualquiera de nuestros centros como su tradicional barbero de confianza.

Esta versatilidad nos diferencia de los negocios de oportunidad que pueden suponer el actual auge de barbershops de estilo más americano, pero también de las barberías más tradicionales. Nuestro método huye de la rigidez para poder cambiar y evolucionar con los tiempos ofreciendo una propuesta de negocio que mantendrá su rentabilidad a largo plazo.

¿Cuál es la inversión que tiene que realizar el franquiciado?

Para adherirse a nuestra red de franquicias se solicita una inversión de 25 mil euros, incluido canon inicial, y un royalty de trescientos euros mensual.

Un negocio especialmente indicado como autoempleo para aquellos hombres o mujeres que cuenten con ciertas nociones de peluquería, aunque ofrecemos formación para dar cabida a aquellos interesados en el estilismo que no cuenten con experiencia previa.

¿Qué ofrece al emprendedor La Cueva del Oso Barberías?

Entre otras facilidades ofrecemos asistencia en la localización de emplazamiento y zona de exclusividad, salones llave en mano para que los franquiciados no tengan que preocuparse por la adaptación del local a la estética y operativa del negocio, formación detallada y extensa por y para profesionales con la que aprender a desarrollar nuestro método propio, así como una formación continuada sobre nuevas técnicas o métodos.

Todo ello sin tener en cuenta un sistema de trabajo de resultados contrastados con amplios márgenes de beneficio, el acceso a acuerdos de distribución ventajosos de productos de primeras marcas, el abastecimiento centralizado a través de una central de compras que simplifica los trámites administrativos, el constante apoyo y asistencia de la central de franquicias asesorando al franquiciado y resolviendo sus dudas, y una imagen corporativa fuerte y unificada gracias a acciones de marketing conjuntas para crear valor de marca.

¿Cómo ves el futuro?

Sin duda, prometedor. Gracias a nuestros talleres hemos formado a grandes profesionales de la peluquería y la barbería. A través de ello y de quienes estén interesados, esperamos alcanzar una proyección internacional de nuestra marca y ver que nuestras técnicas y excelente trato al cliente alcanza lugares insospechados.

Podemos decir que tenemos una amplia confianza en nuestros servicios y saber hacer.

Consulta toda la información sobre la franquicia La Cueva del Oso.

Volver al listado de entrevistas

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

Filtra, selecciona y recibe toda la información sobre tus franquicias