La microfranquicia Opencel, un nuevo concepto de autoempleo

Martes, 30 de octubre de 2012
Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Google+ Siguenos en Youtube Comparte este artículo en Linkedin  

La enseña de estética de última generación ha sabido adaptarse a la situación actual a través de una apuesta firme por la microfranquicia. El objetivo es reproducir un negocio de éxito para el autoempleo en el que el franquiciado no tenga que pagar absolutamente nada.

¿Qué ha llevado a Opencel a apostar por la microfranquicia?
Realmente hemos funcionado como una microfranquicia desde nuestros inicios. Es en estos momentos cuando realmente hemos visto la necesidad de diferenciarnos aun más del resto de nuestros competidores.

Debido a la situación actual son cada vez más las personas que tienen que auto emplearse y cada vez menos las que puedan hacer una inversión.

En el sector de la estética hay actualmente más de 100 marcas franquiciadoras y nosotros hemos querido dejar claro que no vendemos franquicias ni maquinaria, solamente buscamos asociados que vayan de la mano con nosotros durante toda la vida del negocio.

Apostamos firmemente por el futuro de cada unidad franquiciada ya que dependemos del futuro de cada centro.

¿A qué público os dirigís?
Desde hace ya algún tiempo solo seleccionamos franquiciados para el autoempleo; hemos comprobado muchísimas veces que esta fórmula funciona muy bien, ya que la implicación y el interés del franquiciado es total. Además, es él quien trata directamente con el cliente y tiene una relación directa y cercana con nosotros.

¿Cómo es posible que pongáis, según decís, “toda la aparatología de primera calidad y sin ningún coste para el franquiciado”?
Tenga en cuenta que nosotros hemos nacido con 110 competidores y en plena crisis con lo cual hemos tenido que afinar mucho y elaborar un modelo de negocio extremadamente competitivo tanto para el franquiciado como para el cliente final. Nosotros ponemos en los centros toda la aparatología, camillas, etc. sin cobrar absolutamente ningún importe por ningún concepto, ni por maquinaria, transporte, formación ni por nada; la inversión la hacemos nosotros y no el franquiciado.

Solo cobramos una cuota fija mensual de 500 euros que incluye los royalty, las reparaciones, la publicidad, las formaciones, etc. y solo empezamos a cobrarlos a partir de la apertura del centro.

Como usted entenderá invertimos mucho en cada apertura lo cual nos obliga a hacer todo lo posible para que cada centro sea un éxito ya que, como sabe, no hay obligación de permanencia y si el franquiciado quisiera podría abandonar la red en cualquier momento, sin ningún tipo de pago ni perjuicio, lo cual sería una enorme pérdida de dinero y de esfuerzo para nosotros. Sin embargo, eso no ocurre, lo que claramente significa que los franquiciados están plenamente satisfechos con la central y el funcionamiento de su centro.

Se ha dicho mucho que el sector de la estética está sobresaturado, ¿cómo conseguís que vuestro centro funcione ya que hay prácticamente un centro de estética en cada calle?

Precisamente nosotros nos nutrimos de ese gran mercado creado; es cierto que hay muchas marcas y algunas con muchos centros, pero realmente todas tienen una sola oferta alrededor de 30 euros por sesión. Nosotros conseguimos absorber ese mercado, ofreciendo al cliente final 5 tratamientos por el precio de 30 euros. El cliente, pagando lo mismo, obtiene muchos más resultados, así que en realidad el que haya mucha competencia puede ser una gran ventaja para nosotros.

Parece ser que ha habido muchos cierres de centros de estética en estos últimos años, ¿se ven ustedes afectados?

Es cierto que entre 2008 y el 2010 ha habido muchísimas aperturas de centros con la consabida tarifa de 30 euros. Hoy día es un modelo algo desfasado ya que no han sido actualizados ni en oferta ni en precio y, como ya hemos dicho, nosotros dependemos del buen funcionamiento de los centros para que estén abiertos durante mucho tiempo. Estamos permanentemente cambiando y ampliando nuestra oferta para ser cada vez más competitivos. Los cierres de todos esos centros dejan muchos clientes desatendidos que podemos rescatar.

¿Qué se necesita para abrir una microfranquicia Opencel?

Básicamente el franquiciado tiene que encontrar un local que esté totalmente reformando de entre 30 y 60 m2, en una zona normal no necesariamente transitada, con un coste de alquiler de entre 500 u 800 euros. La inversión para la adecuación del local debe ser básicamente una mano de pintura y los vinilos para la fachada. Una vez el franquiciado haya terminado con esa pequeña adecuación nosotros le llevamos toda la aparatología, camillas, etc.

¿Qué previsiones de apertura tenéis para el 2013?

Tal y como está la situación es complicado hacer una previsión, pero lo que si queremos es seguir creciendo solo en España y Portugal y seleccionando mucho a los franquiciados. No creo que tengamos problemas en llegar a los 300 centros.
Comparte este artículo en Twitter  Comparte este artículo en Google+  Siguenos en Youtube  Comparte este artículo en Linkedin    
QUEREMOS SABER TU OPINIÓN
NOMBRE  
EMAIL  
COMENTARIOS
Siguenos en Twitter Siguenos en Google+ Siguenos en Youtube ABC Franquicias
Copyright © 2016 FranquiciasHoy.es Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial en cualquier formato sin previa autorización


Registra tu Franquicia


¿Buscas nuevos emprendedores para tu negocio? Registra tu Franquicia y comienza a recibir contactos de personas interesadas en invertir en tu negocio.
Franquicia tu empresa

Consultores Expertos en Franquicia | Tormo Franquicias | Consultores en Franquicia

Si estás pensando Franquiciar tu negocio y crecer empresarialmente ponte en contacto con nosotros.
Te atenderemos sin compromiso.
Tormo Franquicias Consulting es la consultora líder
en franquicia.