La nueva Ley de Emprendedores y la Franquicia

Martes, 22 de octubre de 2013
Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Google+ Siguenos en Youtube Comparte este artículo en Linkedin  

Crear una empresa será más fácil, rápido y barato, su desarrollo tendrá menos cargas burocráticas y fiscales, y fracasar en el intento no pasará una factura tan costosa. El pasado 28 de septiembre y con casi dos años de retraso fue publicada en el BOE la nueva Ley de apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización.

La nueva Ley de Emprendedores y la Franquicia

Esta es una ley que ha generado una alta expectación y cuyo objetivo es la creación de un entorno favorable a la iniciativa emprendedora y a la internacionalización de los proyectos empresariales. Desde la franquicia se echa en falta un articulado o epígrafes específicos que favorezcan este sistema de crecimiento empresarial y que debería haber sido fruto del trabajo colectivo de este sector y la representatividad que el mismo merece. Otra vez será, aunque ya estamos acostumbrándonos a ello de forma habitual.

 
La ley se resume en las siguientes medidas principalmente (ninguna mención a la franquicia):
 
Impulso al proyecto emprendedor
 
- Tarifa plana de 75 euros para los nuevos emprendedores. Todos los ciudadanos que quieran poner en marcha su propio proyecto emprendedor como autónomos a partir de la entrada en vigor de la ley, podrán acogerse a la denominada tarifa plana, que permitirá reducir en un 80% la cuota mínima de autónomos en los primeros seis meses de actividad, en un 50% en los siguientes seis, y en un 30% en los seis posteriores.
Se publicitó como la tarifa plana de 50 euros, pero lo cierto es que, dado que la tarifa mínima de autónomos es de 256,72 euros para 2013 y que la reducción no afecta a la cotización por incapacidad temporal, la cuota a pagar durante los seis primeros meses de actividad estará en el entorno de los 75 euros, durante los seis siguiente en 146 euros, mientras que en el tramo final se situará en unos 170 euros.
 
- Emprendedor de Responsabilidad Limitada. Se crea la nueva figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL), que permitirá proteger el patrimonio personal del emprendedor ante las eventuales deudas que pudiera generar su actividad empresarial. La norma preservará la vivienda habitual del deudor en las posibles reclamaciones de acreedores por deudas generadas en la actividad empresarial o profesional, con la excepción de los casos de fraude o negligencia grave. No será aplicable a las deudas con las administraciones públicas (fundamentalmente Hacienda y Seguridad Social) ni con los bancos.
 
- Supresión del requisito de capital mínimo para crear una sociedad. La ley crea la nueva figura de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva que permitirá poner en marcha una sociedad sin necesidad de atender al requisito de aportar un capital mínimo de 3.000 euros. A cambio, se restringe la retribución anual que pueden percibir socios y administradores, y la posibilidad de repartir dividendos.
 
Mejora del entorno normativo
 
- Agilización de la creación de empresas. El eslogan de que los españoles podrán crear una empresa en un sólo trámite y en apenas 24 horas, cuando hoy necesitan hasta una decena de trámites administrativos y casi un mes de gestiones, amenaza con quedarse en eso, en un eslogan. La ley fija un método rápido de constitución de sociedades mediante modelos simplificados y procesos telemáticos, pero el Ejecutivo ya habla de 24 o 48 horas y simplemente como referencia, no como disposición legal.
 
- Garantía de una segunda oportunidad. Las encuestas señalan que los emprendedores identifican el fracaso de su proyecto empresarial con su propio fracaso. Es decir, no lo vuelven a intentar. Los emprendedores de éxito aseguran, por el contrario, que éste es necesario. Siguiendo esa filosofía, la ley agiliza la liquidación de los proyectos fallidos mediante acuerdos extrajudiciales con los acreedores y les ofrece mayor protección, previendo quitas de hasta el 25% y moratorias de hasta tres años.
 
Incentivos fiscales
 
- Tipo superreducido del 15% para las pymes que reinviertan sus beneficios. La nueva ley establece una nueva deducción en la cuota del Impuesto de Sociedades para los beneficios de las pequeñas y medianas empresas que, en lugar de repartirse entre los accionistas o los propietarios, se reinviertan en nuevos activos para impulsar el negocio. La medida supone la creación de facto de un tipo superreducido del 15% para las pymes que reinviertan sus ganancias.
 
- Criterio de IVA de caja. Se crea un régimen especial para autónomos y pymes, de carácter voluntario, que permitirá evitar el ingreso del impuesto en Hacienda hasta el momento de cobro de la factura. Según el Gobierno, 2,3 millones de pymes y autónomos se podrán beneficiar de este régimen.
 
- Ayudas a la I+D para empresas con pocos beneficios o en pérdidas. En el marco tributario actual sólo se pueden beneficiar de la deducción por I+D las empresas que presenten un determinado nivel de beneficios. Para evitar que esta circunstancia desincentive la actividad investigadora en empresas con márgenes más reducidos o que están en pérdidas, la ley les permitirá solicitar a la Hacienda Pública una compensación por las cantidades que les hubiera correspondido deducirse por sus inversiones en I+D. El único límite es que esa devolución no podrá superar los 3 millones de euros.
 
- Incentivos fiscales a financiadores de proyectos emprendedores. Los inversores particulares que respalden con financiación proyectos empresariales nuevos o de reciente creación (business angels) podrán deducirse un 20% de la cuantía aportada en la cuota estatal del IRPF y tendrán exención total sobre los beneficios que obtengan siempre que se materialicen en un plazo máximo de doce años y que se reinviertan en otra sociedad.
 
Apoyo a la expansión de los proyectos
 
- Reducción de cargas administrativas. El Gobierno revisará el marco legal del emprendimiento todos los años para eliminar los obstáculos que se identifiquen a este tipo de actividad, se compromete a reducir una carga administrativa por cada nuevo trámite que se establezca y simplificará las obligaciones estadísticas, contables y mercantiles en los primeros años de actividad.
 
- Más facilidades para optar a contratos públicos. Se facilitará el contacto entre emprendedores para crear uniones de empresas que concurran a concursos públicos, se elevará a 500.000 euros el umbral a partir del cual será necesaria la clasificación previa de competidores en las licitaciones (un sistema que desaloja a las pequeñas empresas) y se simplifican trámites para acceder a este tipo de concursos.
 
Ayudas a la internacionalización
 
- Facilitar acceso a planes de instituciones internacionales. La ley compromete a los poderes públicos a prestar asesoramiento a los emprendedores que quieran acceder a los planes de ayuda al emprendimiento de las instituciones internacionales.
 
- Atraer inversiones y talento a España. Sin posibilidades presupuestarias para ofrecer incentivos económicos, el Gobierno utilizará el estímulo de los permisos de residencia para atraer inversiones significativas en deuda pública (más de dos millones de euros), compra de vivienda (de más de 500.000 euros) o proyectos empresariales.
 
Pero ¿cómo afecta esta ley directamente en el sector franquicia? ¿incide directamente a su favor? ¿aporta algún beneficio evidente? Es lo que hemos preguntado a alguno de sus principales protagonistas.
 
Manuel Bermejo, experto en franquicia y titular del Instituto Empresa Business School afirma: “Entiendo que muchas franquicias, tanto las empresas franquiciadoras como las de los franquiciados son pymes o autónomos y por tanto se van a poder ver muy beneficiadas por esta Ley. Creo que para el sistema de franquicias puede ser un revulsivo. La Ley de Emprendedores debiera tener como objetivo el desarrollo de una sociedad más emprendedora, en el buen entendido que será una sociedad con más oportunidades, más libre y, en definitiva, mejor. Una sociedad con un tejido empresarial mayor en número y, sobre todo, en competitividad".
 
 Por su parte Eduardo A. Tormo, uno de los principales protagonistas de este sector indica: “Esta es una ley que ha dejado muchos sinsabores en todos los colectivos. Es necesario leer la letra pequeña, más allá de la propia publicidad. Por citar solo dos  ejemplos: la reducción en la cuota de autónomos no es aplicable al crear una sociedad limitada o contrataciones de personal, mientras que el Emprendedor de Responsabilidad Limitada no queda protegido frente a las propias Administraciones Públicas y Bancos. En cualquier caso, su aportación al sistema de franquicia es escásamente apreciable y echo en falta una mayor presencia de nuestro sector en la larga elaboración de esta ley. El aspecto principal y que más preocupa a todos los colectivos y al de franquicia en particular tenía que haber sido el apoyo en la financiación con los requisitos oportunos que fueran necesarios o en su defecto la aportación de un fondo específico para el sistema. Ni lo uno ni lo otro es mencionado”.
 
Álex López
Álex López, Director de Retail Meeting Point, una de las plataformas de referencia para todos los operadores de retail y comercio opina "Pienso que todo el apoyo que se le ofrezca a los emprendedores es bueno pero creo que se debería explicar más detalladamente la reforma en muchos de sus aspectos, como por ejemplo, el régimen especial del IVA, ya que solamente aplaza el pago. En mi opinión, esta ley necesita el apoyo de especialistas del sector".
 
 
CEO & Fundador en El Club del Emprendimiento, afirma que “La Ley del Emprendedor es una muy buena noticia para el mundo del emprendimiento. El simple hecho de que un Gobierno haya tenido la sensibilidad de legislar para un sector empresarial tradicionalmente desatendido, cuando no abandonado, ya representa una magnífica noticia.

No obstante, existe un consenso en el sector de que se ha quedado muy corta. Las expectativas eran altas, pero el resultado final ha sido escaso, lo que ha generado una sensación generalizada de decepción. No podemos negar que cualquier estímulo o incentivo a la actividad emprendedora es bienvenido, pero los profesionales del sector nos hemos quedado con la sensación de haber perdido una magnífica oportunidad para haber dado un impulso real, cualitativo y cuantitativo, al sector. 

La decepción es aún mayor cuando hablamos del ámbito de la franquicia, al no encontrar en todo el texto de la Ley ni una sola mención a la franquicia. No cabe duda, de que los jugadores del sector, franquiciadores y franquiciados, se beneficiarán de los estímulos e incentivos recogidos en la Ley, pero se echa muy en falta medidas específicas para un ámbito de tanto peso y relevancia dentro del mundo del emprendimiento.”
 
Por último, desde Subway, Alessandra D´Agostino nos cuenta que "Aunque la nueva ley de emprendedores es insuficiente en algunos aspectos, resulta indudablemente positiva para nuestros franquiciados, ya que ofrece una serie de estímulos y ventajas que favorecen su expansión.
 
Muchos de nuestros franquiciados responden a la figura del empresario autónomo, una figura a la que le preocupa tener que responder con su vivienda ante eventuales deudas derivadas de su actividad empresarial. En este sentido, la nueva figura del “emprendedor de responsabilidad limitada" permite eliminar una gran barrera a la hora de asumir riesgos.  
 
Tanto la regulación de los puntos de atención al emprendedor, que permitirá reducir los tiempos necesarios para registrar una nueva empresa, como la simplificación de los requisitos de información económico financiera, la "tarifa plana" de la cuota de autónomos o las modificaciones en materia de prevención de riesgos laborales para pequeñas empresas son todas medidas positivas. Asimismo, en materia de impuesto de sociedades, es muy bienvenida la deducción por reinversión de beneficios, sobre todo por una franquicia como SUBWAY®, en la que más del 70% de los franquiciados invierten sus beneficios abriendo un nuevo restaurante.
 
Por último, las modificaciones referentes al criterio de caja para el pago del IVA no tienen ningún efecto en nuestros franquiciados, dado que el 100% de sus ventas se realiza al contado".
 
Desde esta redacción, al consultar con diferentes empresas franquiciadoras, hemos notado un claro desconocimiento de esta ley. En cualquier caso, todos aquellos empresarios consultados han mostrado una clara indiferencia hacia la misma. No obstante, somos conscientes y así es compartido por muchos de los encuestados que este sector debería haber tenido mayor protagonismo en la elaboración de la misma. 
Comparte este artículo en Twitter  Comparte este artículo en Google+  Siguenos en Youtube  Comparte este artículo en Linkedin    
QUEREMOS SABER TU OPINIÓN
NOMBRE  
EMAIL  
COMENTARIOS
Siguenos en Twitter Siguenos en Google+ Siguenos en Youtube ABC Franquicias
Copyright © 2016 FranquiciasHoy.es Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial en cualquier formato sin previa autorización


Registra tu Franquicia


¿Buscas nuevos emprendedores para tu negocio? Registra tu Franquicia y comienza a recibir contactos de personas interesadas en invertir en tu negocio.
Franquicia tu empresa

Consultores Expertos en Franquicia | Tormo Franquicias | Consultores en Franquicia

Si estás pensando Franquiciar tu negocio y crecer empresarialmente ponte en contacto con nosotros.
Te atenderemos sin compromiso.
Tormo Franquicias Consulting es la consultora líder
en franquicia.