The Green Monkey, franquicias de escuelas de idiomas en plena expansión nacional
[ 18/04/16 ]

The Green Monkey, franquicias de escuelas de idiomas en plena expansión nacional


De hecho, recientemente ha abierto su octava sede en Madrid, en la avenida de Santuario de Valverde, 1 (Montecarmelo).

Además, The Green Monkey prevé contar con, al menos, otras diez franquicias en toda España antes de que acabe el presente curso escolar. "Queremos que en cada barrio haya un The Green Monkey", tal y como explica Belén Delgado, CEO de la compañía, en una entrevista concedida a Intereconomía TV

Y es que actualmente el sector del aprendizaje de idiomas está en plena expansión. No hay que olvidar que hoy en día el 74% de las ofertas de trabajo cualificado incluyen la necesidad de dominar un segundo idioma. Los padres también se han dado cuenta de ello y ya sitúan el aprendizaje de un idioma como básicos en la formación de sus hijos. Asimismo, esté interés por el dominio de idiomas también se traduce en la fuerte demanda que está experimentando la formación para sus empleados de un gran número de empresas, ya sean grandes o pequeñas.

The Green Monkey reúne entre sus servicios soluciones para todos estos sectores de la población. En concreto, la compañía oferta desde campamentos de verano y prácticas en empresas en el extranjero hasta cursos académicos de inmersión en idiomas, preparación de exámenes oficiales, formación en empresas. No solo en inglés, sino también en francés, alemán, portugués, italiano, ruso, chino y español.

La figura del profesor, como es lógico, es uno de los ejes del negocio, por lo que el proceso de selección al que se somete a cada uno de ellos es muy estricto. "No nos vale con un profesor que sepa el idioma, sino que nosotros solo trabajamos con profesores nativos y que son pedagogos”, señala Javier Marín, director de Expansión de The Green Monkey.

Estos docentes imparten el innovador método 360º Real Learning, que consiste en  ofrecer una amplísima gama de productos que permiten fidelizar a los alumnos, incrementando las fuentes de ingresos de los franquiciados. "Se trata de una consultoría integral que sirva para recibir clases, hacer un programa en el extranjero, realizar una traducción...", cuenta la CEO de la red de franquicias. "Este modelo -añade Javier Marín - lo llevamos a todas las partes del negocio. Cualquier persona que tenga una necesidad idiomática, puede venir a The Green Monkey. No solo gana el franquiciado con el producto que vende en su clase, sino que además da servicio a cualquier cliente que le pida un voluntariado, prácticas en el extranjero, etc. De ahí nuestra doble rentabilidad".

A ello ha que sumarle el retorno que recibe el franquiciado, cifrado en unos ingresos anuales de 330.000 euros de media. Cantidad que posibilita un payback en tan solo 2,8 años. “Es un retorno de la inversión muy bueno, teniendo en cuenta que es un sector muy estable. El producto idiomático se tarda en aprender. No es un producto que lo compro, me lo llevo y me voy. La media es que el cliente dure 10 años", explica Marín.

Suscríbete a nuestra Newsletter