¿Por qué montar una lavandería?

Englobadas dentro del sector servicios, las franquicias de lavanderías y tintorerías han sabido sacar el máximo rendimiento a las nuevas necesidades de los consumidores y a las tendencias que han surgido en las grandes ciudades. La reducción del tamaño de los hogares y el alto ritmo de vida en las grandes ciudades han dado como resultado un aumento de las enseñas del sector, junto a una mayor visibilidad de las marcas que operan en el mismo.

Una de las grandes ventajas que encuentran las franquicias de lavanderías y tintorerías es el público objetivo o “target” tan amplio al que se dirigen. No se hace distinción de sexos y engloba tanto a adultos como a jóvenes. Descubre todos los detalles y cómo montar una lavandería a continuación: 
 
  
montar una lavanderia
 

El sector de lavanderías en datos:

Se trata de un segmento de mercado en el que operan un total de 23 enseñas. Estas, a su vez, cuentan con un total de 1.649 unidades de negocio, que están repartidas a lo largo de todo el territorio español. Las franquicias de lavandería y tintorería han conseguido facturar una cifra cercana a los 103 millones de Euros, hecho que demuestra el buen hacer de las mismas. Para alcanzar esta facturación, han necesitado realizar una inversión total de 78 millones de Euros. Además, han conseguido generar 1.637 empleos, siendo buenas cifras si tenemos en cuenta la opción que ofrecen algunas de estas enseñas de packs modulares que no necesitan personal fijo para trabajar en los mismos, sino que se pueden controlar telemáticamente.

Con todos estos datos, concluimos que la facturación media de estas franquicias es de 47.531 Euros y la inversión media es de 62.607 Euros. Estos datos muestran que se trata de un sector atractivo para cualquier inversor.
 

Las lavanderías “low cost” y lavanderías autoservicio

En los últimos años, y como consecuencia de los nuevos hábitos de vida que experimentan los ciudadanos de las grandes ciudades, las franquicias que operan en el sector han visto cómo la tendencia se dirige hacia los modelos de negocio de bajo coste y hacia aquellos que no necesitan trabajadores en plantilla para operar.

Factores como la tecnología, la posibilidad de no tener personal fijo para operar o el sistema de franquicia han permitido reducir costes a muchas de las marcas del sector, lo que ha dado lugar a la oferta de servicios “low cost” o de bajo coste. La maquinaria utilizada en las lavanderías y tintorerias ha evolucionado con el paso de los años, permitiendo a las enseñas del sector ahorrar tanto en la electricidad (las máquinas más modernas apenas consumen si no están en uso) como en los productos utilizados (por ejemplo, cada vez utilizan menor cantidad de detergente). Por otro lado, gracias tanto a la gestión sin personal, que abordaremos a continuación, como al sistema de franquicias (el franquiciado obtendrá todos los diseños, rotulación, la guía operativa, el soporte necesario…) ahora es posible que las enseñas ofrezcan precios más competitivos.

Las lavanderías autoservicio han pasado de prácticamente no tener representación a convertirse en un elemento más del paisaje urbano. Este tipo de negocio estaba muy evolucionado en otros mercados, pero no se encontraba demasiado desarrollado en nuestro país. Actualmente, el panorama ha cambiado y el sector disfruta de un crecimiento estable.

Las lavanderías autoservicio se caracterizan por una gestión sencilla y que puede ser controlada desde cualquier localización, gracias a la posibilidad de control telemático a través de un dispositivo. El franquiciado no tiene más que conectarse a la aplicación móvil o web para poder controlar, a través de cámaras, la situación actual del negocio. La mayoría de franquicias de lavandería autoservicio poseen este control telemático, como, por ejemplo, la enseña La Wash, Kwl-Aqua o Lavaux. En el caso de la enseña Kwl-Aqua, han creado su propio sistema domótico, al que han denominado Domotic-cash.

Esta gestión del negocio sin personal en plantilla tiene como resultado la disminución de los precios de los servicios ofrecidos por estas enseñas, haciendo que el número de usuarios que acuden a las mismas crezcan a la vez. El uso de la maquinaria es sencillo e intuitivo, ya que utilizan pantallas táctiles muy fáciles de utilizar.



  

5 Ejemplos de franquicias de lavanderías rentables:


1. Speedy Wash:

La red de lavanderías de autoservicio fundada en 2001 cuenta a día de hoy con más de 21 establecimientos. Se definen como una de las enseñas que han logrado más resultados exitosos en el sector que otro fabricante de lavanderías. 

La inversión total para ser franquiciado de la enseña ronda entre los 35.000 y 50.000 € desde los 35m2. 


2. ECOSPIN:

Esta cadena de lavanderías es una de las opciones con menor inversión para el emprendedor. ECOSPIN, ofrece a sus franquiciados introducirse en una opción de negocio, rentable pudiendo amortizar a corto plazo. Su sistema domótico y su amplio horario, permiten al franquiciado controlar todo el establecimiento de una manera cómoda desde su móvil, tablet u ordenador.

35.000 € es la mínima inversión para la posible adquisición de la franquicia. 



3. Fresh Laundry:

Desde 2006 Fresh Laundry llega realizando instalaciones de lavandería de autoservicio, con 42 establecimientos repartidos por toda la geografía española y un modelo de negocio de “llave en mano”. Por otro lado, la enseña ha innovado en este sector siendo a su vez, la primera empresa en especializarse en el auto-lavado para las mascotas de la mano con Fresh Animal.

La inversión total para adquirir una franquicia de Fresh Laundry es de 85.000 € en total.


4. Clean&Go:

La franquicia cuenta con la experiencia y trayectoria de haber instalado más de 5.000 máquinas autoservicio por todo el mundo. A día de hoy cuenta con 25 locales en España y 42 en el extranjero. Todas sus lavanderías son autónomas y disponen de servicio abierto los 365 días del año con un precio asequible. 

35.000 € es la inversión total para la adquisición de una franquicia Clean&Go



5. Bloomest Smart Laundry:

Es la enseña líder del sector de las lavanderías autoservicio en Italia, perteneciente al Grupo Miele, cuenta con más de 650 puntos de venta distribuidos a nivel internacional. En estos momentos, la marca tiene 40 locales habilitados y espera la expansión a 18 zonas más.

La inversión total para adquirir Bloomest Smart Laundry va desde los 46.000 € más 28.000 € para la Obra Civil en el mismo,. si el franquiciado ya dispusiese de local, recibiría por parte de la central todo el apoyo para el diseño 3D y montaje del establecimiento.





Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

Filtra, selecciona y recibe toda la información sobre tus franquicias