Manuel Robledo fundador de Comess Group

Comess Group, Un grupo con historia

 manuel-robledo-fundador-grupo-comess-group
La clave es tener muy buenos equipos, de primer nivel y eso se consigue teniendo un proyecto muy atractivo

El inicio, una historia de adquisiciones

Si bien es cierto que Comess Group como tal, nace en 2004, su historia se remonta tiempo atrás. Aunque el grupo y la marca aún no se conocían, podría decirse que su historia comienza hace 31 años con el nacimiento, en 1988 en Sitges de lo que hoy es su buque insignia: Lizarrán.

Pero empecemos poco a poco y explicando el recorrido y el desarrollo del que es el primer grupo de restauración organizada de España que, a día de hoy, gestiona once marcas y más de 350 locales.

Manuel Robledo, presidente de Comess Group, y su socio Luis Irisarri se convirtieron en 2003 en los accionistas mayoritarios, con el 70% de la sociedad, del Grupo Restmon. Este grupo era el propietario de 155 restaurantes de varias marcas entre las que se encontraba Cantina Mariachi, creada en 1993. Robledo e Irisarri, que ya contaban con experiencia en el sector de la restauración pues procedían del grupo Zena, ambos eran directivos de este grupo. Posteriormente se hicieron con Restmon y decidieron iniciar una nueva etapa como propietarios de esta sociedad.

En 2004 decidieron cambiarle el nombre de Grupo Restmon a Comess Group y con ello realizar un cambio de estrategia. Esta suponía dejar de abrir restaurantes propios de las marcas que gestionaban y centrar todos sus esfuerzos en abrir centros franquiciados. Ya en esos momentos, los dos empresarios tenían amplitud de miras y, dentro de la nueva táctica, tenían intención de lanzar nuevos conceptos y ampliar la aventura empresarial en el exterior. En esos momentos, Cantina Mariachi tenía dieciséis establecimientos fuera de España, contaba con presencia en Portugal, Andorra e Italia.

Pasados unos años, en 2007, se produce un hito muy importante para Comess Group, quizás el más importante, pues se dispuso a comprar la marca que le haría muy conocido y que se convertiría, su marca de referencia. Se trata de la adquisición de Lizarrán. Aquí comienza una nueva etapa para Comess Group con Manuel Robledo a la cabeza y en solitario, pues su amigo y socio Luis Irisarri falleció en 2004, los dos empresarios se conocían de muchos años atrás. En una entrevista con Robledo, me cuenta que llevaban unidos desde hacía años antes de crear Comess Group. De hecho, ya tenían negocios y empresas juntos anteriormente. Se conocieron al terminar los estudios y rápidamente hicieron “match” como Robledo me indica en la conversación y de “manera natural acabamos creando una empresa”. Los dos formaban un buen equipo con una fuerte amistad, recuerda Robledo que asegura que los dos son los “fundadores de esta historia”.

Lizarrán nace en 1988 en Sitges, y se trata de un concepto de negocio de restauración basado en la gastronomía del norte de España, haciendo del pincho su seña de identidad. Dispone de más de 200 variedades pinchos, los fríos que el cliente puede coger en la barra y los calientes que distribuyen los camareros por las mesas. Una campana es el aviso a los comensales de que los pinchos templados está listos para ser degustados. Lizarrán presume también, de la mejor caña del país, la famosa Caña Maestra cuya clave es la forma en que se tira.

Hablando con Manuel Robledo me comenta, que Comess Group nace con dos historias a la vez: “Realmente la historia de Comess es un poquito más larga, nace hace 31 años y nacen a la vez dos historias, que es la historia de Lizarrán y la de la Cantina Mariachi. Lizarrán nace en Sitges y la Cantina Mariachi en Zaragoza. Las dos empresas nacen a la vez, una la compramos en el 2003 que fue la Cantina Mariachi y en el 2007, compramos Lizarrán. Se fusionaron y a partir de 2007 es cuando se acerca lo que podríamos llamar una nueva andadura que es Comess Group. Yo ya estaba vinculado al Grupo desde el año 2003, antes estaba en el Grupo Zena”.

Y es que la historia de Comess Group, según Robledo, tiene realmente 31 años, y ha sido un proceso de adquisiciones y creaciones de nuevas marcas. En definitiva, el presidente de este gran grupo expone que se “trata de ir uniendo marcas”. Robledo lo define como “una empresa multimarca franquiciadora” aunque reconoce que también operan con locales propios.

La historia de Comess Group por tanto, comienza en 1988 en Sitges cuando se crea Lizarrán, aunque Robledo lo adquiere en 2007. La historia continua en 1993 con el nacimiento de Cantina Mariachi. Esta la adquieren cuando Manuel y Luis se hacen accionistas mayoritarios del Grupo Restmon, al igual que Pasta City que surge en 2001, también pertenecía a Restmon. Con todo ello, llegan al año 2007 y tras el cambio de nombre y de estrategia, Lizarrán despega y sale de España para instalar su primer establecimiento en el extranjero, en Andorra. Sería la primera de muchas, pues actualmente, Lizarrán está presente en 15 países.

Aunque ahora se encuentran en este punto, Manuel Robledo me asegura que este resultado ha sido fruto de mucho esfuerzo. Recuerda esos primeros momentos, esos inicios como estimulantes y vividos con mucha ilusión aunque muy duros desde el punto de vista del esfuerzo. Rememorando aquellos días, me comenta que “los inicios son siempre duros, siempre, porque normalmente no se tiene muchos recursos, ni mucha experiencia, sobre todo, la primera vez y se sufre, pero con mucha ilusión”. Recuerda aquel tiempo y siempre tiene en su recuerdo para su amigo Luis Irisarri, con el que asegura tuvo mucha suerte. “Yo empecé con una persona que era mi socio Luis´ participábamos conjuntamente al 50%” y aún sigue pensándolo pues, pese a su fallecimiento en 2004, Manuel Robledo piensa “que los dos seguimos juntos y que no estoy tan solo”. Ambos, me dice Robledo, “somos los fundadores de esta historia”.

Expansión de Lizarrán

En 2007, cuando Comess Group se hizo con su marca más relevante, Lizarrán contaba con 90 locales. En estos momentos, la crisis estaba asomandose, pero Comess Group salió victorioso de tal hazaña. Al finalizar la crisis, Lizarrán tenía 150 locales. Evidentemente que la crisis perjudicó, pero aquí puede decirse que se cumple la máxima de lo que no te mata te hace más fuerte. Y es que Robledo asegura haber vivido más de una crisis y me comenta que, claro que afectan, y mucho, pero dice que tanto en positivo como en negativo. Robledo intenta ver el vaso medio lleno pese a la adversidad económica que se vivió en aquellos momentos. Para el presidente de Comess Group, al no tener más remedio que atravesar la crisis, hay que pasarla y en este caso salieron reforzados. 150 locales tras la crisis y 250 actualmente.

Muy positivo, como se vislumbra en la conversación con él, Robledo dice que de la crisis “han salido todos más sabios”, asegura que los momentos adversos te hacen estar más preparados y tener más experiencias para afrontar las malas dadas. El presidente de Comess Group hace un símil con el deporte. “El mundo de la empresa es muy largo, como la vida misma. Te vienen momentos buenos y momentos malos. Como en el deporte, si un equipo pierde, no le queda otra que levantarse y seguir. El hecho de que no haya metido goles no quiere decir que tenga que desistir. Siempre que haya una persona luchadora que quiera ganar, saldrá adelante. Y en la vida, como en las empresas, pasan estas situaciones, se superan y ya está, a por la siguiente”.

Una vez superados los momentos más críticos de la economía, Lizarrán que ya había probado suerte fuera de España, seguía su crecimiento fuera de nuestras fronteras. La cultura del pincho desembarcaba en 2012 a México, uno de los países favoritos de su presidente. Tras cruzar el charco, Lizarrán quiere conquistar Asia y para ello, se instala en Japón. Allí llega en 2014. Un año más tarde, el buque insignia de Comess Group llega a Ecuador, Panamá y Estados Unidos. No contento con este despliegue, decide abrir centros en Guatemala, en 2016. Analizando esta evolución y las fechas, todo parece vislumbrar el gran potencial que Lizarrán tiene y su importancia dentro del mayor grupo de restauración organizada de nuestro país.

Independiente de su expansión internacional, Lizarrán y la mayor parte de las marcas del grupo han tenido muy presente el modelo de franquicia para crecer. De hecho, desde los inicios, el grupo ha evolucionado a través de este modelo. Robledo ya sabía de franquicias y entraron en una empresa que ya las tenía, con lo cual continuaron con el mismo legado.

Los primeros locales que abrieron de Lizarrán siguen aún abiertos, algo que dice mucho a favor de la marca. Al igual que ocurre con los establecimientos de Cantina Mariachi. El primer local se abrió en Zaragoza y ahora están en negociaciones para abrir otro local en su ciudad de origen. Se trata, por tanto, como su presidente comenta, de “conceptos muy sólidos y muy arraigados” aunque reconoce que han tenido a su favor que han sabido hacerlo y que han evolucionado con el tiempo, “tan jóvenes y tan frescos como siempre” bromea Robledo. Y ahora continua con tanta ilusión como al principio me asegura el presidente de Comess Group.

El no pensaba en un inicio hasta donde llegaría, pero asegura que a base de “mucho esfuerzo, de cosas negativas y positivas, las cosas van tomando forma y se van adaptando al mercado, a los equipos, a los proveedores, a la competencia” y para Robledo, lo más importante es que el proyecto esté por encima de las personas que están al frente”.

Debido a su crecimiento, sobre todo con Lizarrán, el grupo atesora numerosísimos premios entre los que se encuentran “La franquicia del sector de la hostelería con mayor proyección nacional” otorgado por el Salón Internacional de la Franquicia de Valencia (SIF) en 2001, Premio a Lizarrán como "La mejor marca" según La Revista Ejecutivos en 2018, o la presencia de Lizarrán entre "Las 100 mejores franquicias del mundo" según Top 100 Global Franchise, entre otros muchos más premios. Manuel Robledo también ha ganado premios a título individual, como Premio Nacional de Hostelería en la categoría de ‘Reconocimientos – persona individual’.

Su gestión al frente de Comess Group revalida ese título otorgado en 2009. Robledo, madrileño de cuna, un auténtico gato, pues sus padres y abuelos son madrileños, estudió Economía y tiene un MBA por el Instituto de Empresas. A sus 61 años sigue al frente del mayor grupo de restauración organizada de nuestro país que aglomera un total de 11 marcas y cuya gestión lleva a sus espaldas y a las de su equipo. Un equipo del que presume y está tremendamente orgulloso. Para él, el equipo humano es fundamental para conseguir lo que ha conseguido. Sin ellos, no hubiese sido posible. “Hemos consolidado un grupo grande, con marcas importantes con un crecimientos sostenible y sostenido y esa es la clave, se basa, por un lado, en tener buenos equipos de primer nivel y con un proyecto atractivo para que las personas que decidan integrarse en él. Eso es capital para mí” asegura Robledo. A lo que me añade que “sin un equipo no se puede hacer nada, son los equipos los que hacen grandes a las marcas”.

Nuevas incorporaciones

Comess Group continúa creciendo. Para ello adquiere en 2016 una nueva marca, Don G. Se trata de una enseña que apuesta por la calidad de la comida tradicional. Platos elaborados con producto fresco, recetas típicas de la comida española, en servicio rápido y en un tamaño perfecto para compartir. Estos son los puntos fuertes de Don G. Pero hay que decir que Don G nació seis años antes.

Don G surge en 2010 en Vitoria, de la mano de los nietos de Don Gabriel, un agricultor entrañable del norte de España que amaba la comida y comer, por eso creó su propio restaurante. En 2010, sus nietos decidieron seguir con la tradición y crearon Don G respetando los valores de Don Gabriel. Esta enseña es una historia de amor, como dice Comess Group, de amor a la comida, a la familia y a la tradición. Sus productos son frescos y de calidad. Don G cubre un nicho de mercado que ninguna marca atendía antes en restauración organizada.

Bajo estos valores y esta presentación, Comess Group decidió adquirir esta marca en 2016. “Nos llega la información de que Don G es una empresa pequeña, de un emprendedor y que, para el hacer un desarrollo mayor, se tiene que apoyar en alguien. Fue bastante fácil porque tuvimos muy buena química entre la figura del señor y nosotros, que se llama Rubén Toribio. Entonces nos juntamos, realizamos un acuerdo mercantil y ellos están vinculados a nuestra empresa y nosotros le hemos aportado la estructura y la experiencia para hacerla crecer” me comenta Robledo en la entrevista.

Dos años después de su compra, los cinco locales que tenía Don G se convirtieron en más de 30. Comess Group apuesta por esta marca y en los próximos meses prevén abrir seis locales más. Es una marca que, en poco tiempo, se ha hecho hueco en el sector de la hostelería y parece que lo ha hecho para quedarse. Robledo reconoce que “es una marca potente, con un buen desarrollo. Continuamos con la figura del fundador integrado en la empresa, lo cual es súper positivo para la empresa, para la marca y para nosotros”.

El mismo año que Comess Group compra Don G, nace una nueva marca llamada Gastro. Se trata de una evolución de Lizarrán. El grupo de restauración con Lizarrán by Gastro apuesta por la innovación y por el púbico. Además de los pinchos ofrece otro tipo de platos como raciones, fuentes de carne, verdura y pescado e incluso arroces y numerosos postres. Es una nueva estrategia del grupo para su franquicia estrella y que está inspirado en la evolución de Lizarrán fuera de España.

El grupo continúa con su proyección de futuro y no deja de evolucionar. Prueba de ello es que en 2017 adquiere una nueva marca, Bezumm y también compra los derechos de Pielogy, otra gran apuesta del grupo.

Bezzum “es una empresa joven que ocupa un hueco en el mundo healthy. Empieza a haber un desarrollo de la marca en el mercado y el producto principal es la fruta consumida de muchas formas. Pueden ubicarse en muchos sitios sin importar el tamaño”. Así define Robledo esta nueva adquisición por parte del grupo, que se une a la compra de derechos de Pielogy, una marca americana dedicada a los amantes de las pizzas. Pielogy ofrece pizzas frescas y ensaladas con productos de temporada y locales. En Pielogy, el cliente puede crear sus platos cambiando la manera de consumir la pizza tal y como la conocemos. Actualmente, Pielogy tiene 145 establecimientos en Estados Unidos y México. En 2018, desembarcó en España y abrió su primer local con el que inició la expansión en nuestro país, y donde prevén abrir dos unidades más próximamente.

“Aquí había un hueco que eran pizzas más healthy en la composición que permite, por el sistema que tiene de producción, darle al cliente muchísimas más opciones de personalizar la pizza. Tienen millones de opciones combinables gracias a los ingredientes que tienen” así habla Robledo sobre Pielogy, una de sus grandes apuestas. Con sus fundadores, asegura, mantiene una relación excelente, “estamos muy contentos, es una marca que realmente nos encanta, es súper dinámica aporta valores, la cultura de la empresa y la personas nos ayuda a mejorar” me comenta en la entrevista sobre este aspecto.

Con todo este recorrido, Comess no cesa en su empeño y sigue creciendo. En 2018, adquiere otras marcas como Coldstone, The Counter y Built, además de lanzar otra marca propia con el nombre de Casa García. Esta última, es un concepto de negocio basado en el bar de toda la vida, donde disfrutar de la caña bien tirada y de platos tradicionales.

Con todas estas adquisiciones y lanzamientos, Comess Group diversifica su oferta de tal manera, que actualmente, cuenta con once marcas en su portfolio. Es, por tanto, el grupo de restauración más grande de España. Ante esto, una pregunta obligada al presidente de Comess Group es ¿Cómo es gestionar un grupo de estas dimensiones durante tanto tiempo? A esto, el empresario madrileño es claro; la ilusión es fundamental. Aunque no sólo la ilusión, sino el esfuerzo, la habilidad y el tener el mejor equipo, algo que considera primordial. “Mucha ilusión, un concepto de comida organizada donde ponemos mucho detalle y un equipo de profesionales de nivel uno. Todo eso, junto a un mercado que es el de la comida, que es muy bueno, el día que dejemos de comer se acabó. Hay cosas como la ropa y la comida que van a seguir, son sectores que no van a terminar jamás independientemente de las crisis, para evolucionar”. Sobre un balance de estos años, Robledo asegura que lo que le interesa es el futuro, es mirar hacia delante, “no me interesa lo que hay atrás y lo que hemos dejado, a mí me interesa ir hacia delante, mirar hacía el futuro. Primero somos una empresa española que tiene todavía mucho en pendiente, ya sabemos lo que es abrir en España, por lo tanto, podemos tantear otros terrenos, lo importante es encontrar gente joven que tenga a ganas, que se quiera ir incorporando” comenta Robledo.

Entrada de Oquendo

Para Robledo tener una buena pareja de negocios es muy importante. Ya contó con su amigo Luis y ahora camina junto a Oquendo, un fondo de inversión que se hace con el 40% del grupo.

2016 supone un hito muy importante para Comess Group, pues la entrada de Oquendo ofrece al grupo la posibilidad de seguir creciendo y añadir todas las marcas mencionadas antes. Comess Group inicia una nueva etapa en ese año de la mano de Oquendo. Una entrada que le permitió engordar el portfolio y apostar por marcas en desarrollo y con potencial de crecimiento.

Conversando sobre este tema con el presidente de Comess me dice que “tener un socio es una cosa muy seria, muy importante y muy conveniente. Yo tuve un socio que fue mi parte fundamental del negocio, que era Luis, desapareció Luis, pero sigo manteniendo una buena relación familiar, pero hay un momento determinado en la vida en el que las cosas hay que cambiarlas. Entonces tuve suerte de encontrar un socio de nivel máximo, que en este caso en vez de ser un socio industrial es un socio financiero, que es Oquendo que nos ayuda y nos da confort. Tener un socio te obliga, como en la vida personal, si lo gestionas bien, te ayuda a mejorar, porque tienes que dar explicaciones, tienes investigaciones que hacer y luego tienes que explicárselo a alguien y convencerle de una manera sabia. Yo he tenido suerte en la vida por haber tenido una pareja que era Luis y ahora contar con una pareja profesional, que es una sociedad, que es Oquendo y nos sentimos muy orgulloso de formar parte con ellos”.

Está claro que para Robledo es muy importante estar bien acompañado en los negocios y prueba de ellos es la importancia que le otorga a los socios y a los empleados. Su equipo es fundamental para él.

Ofrecer a sus clientes diversas opciones de restauración y que estas cubran sus necesidades es la misión de Comess Group y así lo recoge en su material corporativo. A esto, se unen su visión de ser el grupo español líder en restauración organizada a través de la franquicia. La excelencia, el buen gobierno, la generación de empleo entre otros, son sus principales valores.

El futuro y sus objetivos

En 2018, Comess Group ha estado de celebración y no es para menos. Lizarrán, la marca de referencia de Comess, cumplió 30 años en funcionamiento y desde su primera apertura hasta esa fecha, ha conseguido vender 200 millones de pinchos en sus 300 establecimientos distribuidos por 15 países diferentes. En toda su trayectoria ha logrado emplear a 4.000 personas. Es la enseña más veterana de nuestro país y desde los años 80 no ha dejado de crecer ni un segundo. A fecha de hoy, Lizarrán continua su progresión. El grupo en general tiene unos objetivos ambiciosos como es crecer con entre 45-50 aperturas al año. “La empresa está ahora mismo preparada para un ritmo normal, puede abrir entre 45 y 50 locales al año, bien emprendidos” dice Robledo que además prefiere abrir menos centros, pero mejores, que muchos y malos que prefiere abrir 40 bien que 60 regular.

El objetivo de Comess Group es llegar a 2020 con 500 franquicias de sus marcas con la máxima de “unir personas proporcionado momentos únicos a través de la gastronomía” reza en su web.

Otra de las fuentes de crecimiento de Comess Group es la expansion internacional. Aterrizar e instalar sus marcas en otros países les ha supuesto una nueva vía de desarrollo, Para ello, Asia, América Latina y Japón son sus puntos de destino. Cada uno de ellos diferentes y con distinta cultura, lo que pretende Comess Group es crece en cada uno de ellos buscando y encontrando los mejores compañeros de viaje en cada una de esas partes del mundo. Quieren encontrar en cada país, el socio adecuado para desarrollar sus marcas y, en ello están.

Actualmente Comess está presente en 15 países y su objetivo más próximo es Europa con Francia, Alemania e Inglaterra como destino.

Con todo ello, Comess Group llega a 2019, con 30 años de historia, esfuerzo y superación. Años, que desde 2003, han estado capitaneados por Manuel Robledo. El presidente del grupo, de 61 años y madrileño de nacimiento trabaja a día de hoy, con la misma ilusión que el primer día. Procedente del grupo Zena, del que guarda muy buen recuerdo y a los que le desea lo mejor, antes trabajó en un hipermercado justo al finalizar los estudios. Ha gestionado la evolución y el desarrollo del mayor grupo de restauración en España y no ha dejado de innovar en ningún momento. Su pasión es viajar, viajar a todos los lugares del mundo y conocer gente. Y es ahí, con las personas con las que hace hincapié. Presume de equipo y valora enormemente su trabajo, sin los que asegura, nada hubiese sido posible. Lo conseguido, en resumen, es la creación y la formación de un grupo compuesto por once marcas con más de 350 unidades de negocio repartidas por 15 países en el mundo.

Hasta aquí la historia de Comess Group, una historia que, sin duda, podemos finalizar con la palabra CONTINUARÁ…

El futuro y sus objetivos

Comess Group

Manuel Robledo a sus 61 años sigue al frente del mayor grupo de restauración organizada de España.

Robledo estudió Económicas en Madrid y realizó un MBA por el Instituto de Empresas. Al acabar los estudios trabajó en un hipermercado y de ahí pasó a formar parte del equipo directivo del Grupo Zena, donde se mantuvo hasta 2003. Fecha en la que, junto a su amigo y socio Luis Irisarri adquirió el Grupo Restmon y comenzaron su transformación hacia Comess Group.

Nació en Madrid, se crió en una familia de cuatro hermanos y desciende de familia de madrileños. Sigue viviendo en la capital y su hobby principal es viajar, viajar por todo el mundo, conocer nuevos rincones y nuevas personas.

CLAVES COMESS GROUP

  • El mayor grupo de restauración organizada de España
  • Un grupo formado por once marcas fruto de adquisiciones y creaciones nuevas
  • Está presente en 15 países con 350 establecimientos
  • Su buque insignia es Lizarrán y ha cumplido 30 años
  • Su objetivo es conseguir 500 establecimientos en 2020.
  • Actualmente cuentan con Oquendo, un fondo de inversión, como nuevo socio del grupo.

Volver al listado de historias


¿Quieres conseguir el libro en formato impreso?, Contacta con nosotros y consíguelo.

Quiero montar una franquicia Comess group

Infórmate acerca de todo lo que necesitas saber sobre esta franquicia

Ver más sobre esta franquicia