Francisco, Raúl y Carlos fundadores de Sublime

Sublime, La hamburguesa Fitness

fundadores-franquicia-hamburguesas-sublime
Éramos tres amigos y surgió la oportunidad de entrar en el mundo de la hamburguesa con un toque diferente utilizando productos de mayor calidad

Tres perfiles, una idea

Parece un poco paradójico pero Sublime se crea gracias, en cierta parte, al deporte. De una manera u otra, es lo que une a los tres socios que han montado Sublime Dreams & Food.

Sublime es fruto de la unión de tres socios, Raúl, Juan y Francisco. Un equipo perfecto, donde cada uno aporta su experiencia. Por un lado, Juan aporta su experiencia en cocina y gastronomía, Raúl participa como proveedor de la materia prima y la calidad de los productos y Francisco contribuye con su experiencia en marketing y comunicación.

Hace tres años, estos tres socios, cada uno con su gremio por bandera, decidieron unirse para hacer algo grande. Querían abrir un restaurante de hamburguesas de calidad dirigido a un público muy preocupado por su alimentación y por lo que come. Sublime Dreams & Food se conoce por ser el primer restaurante de hamburguesas fitness. Su objetivo ha sido crear un restaurante en donde se puedan disfrutar de sus platos todas aquellas personas preocupadas por su salud y que practiquen deporte, que buscan un lugar donde realizar una dieta sana, sin renunciar al sabor y con numerosas combinaciones. Pero no sólo se dirigen a un público fitness, sino que se enfocan a todo tipo de público. Cuentan con una amplía carta de platos con multitud de opciones destinada a todos los consumidores.

Todo comenzó en 2016, cuando estos tres socios pusieron en común sus fortalezas para crear Sublime. Raúl regenta un despacho de pollo en Parla. Era muy conocido por hacer hamburguesas de pollo, más concretamente de pechuga de pollo, la parte más magra de este ave. Una carne desgrasada muy demanda por los culturistas y personas dedicadas al mundo del fitness, a los que les gusta cuidarse y vigilar lo que comen. Sus productos se hicieron tan famosos entre ese público que comenzó a venderlos por Internet. Y aquí, en este momento de despegue de Raúl, entra en juego Francisco; informático de profesión, pero inmerso en el marketing y el mundo digital, que después de ser cliente y consumidor de la carne que vendía Raúl, se convirtió en la persona creadora de su web y el que gestionaba sus temas de marketing. A su vez, Francisco conoció a Juan, también aficionado a las hamburguesas que vendía Raúl. Juan, muy interesado en el ámbito del fitness, tenía, en aquellos momentos, un restaurante en Pinto. Toda su vida ha girado en torno a la hostelería, pues sus padres también tuvieron un restaurante donde él trabajó y aprendió lo que hoy es su oficio, chef.

Cada uno aporta su granito de arena y su experiencia en su sector. Una relación profesional y de amistad que derivó en lo que hoy es un negocio en pleno crecimiento.

El primer restaurante Sublime Dreams & Food

Y como la unión hace la fuerza, el primer establecimiento tomó forma muy rápido y abrieron el primer restaurante Sublime Dreams & Food el 17 de marzo de 2016, muy cerca de la plaza mayor. Un lugar céntrico, donde ellos querían dar a conocer su hamburguesa. Nació en 2016 pero todo se fraguó durante las navidades de 2015.

“Éramos tres amigos y surgió la oportunidad de entrar en el mundo de la hamburguesa con un toque diferente utilizando productos de mayor calidad” me comenta Juan, el culpable del delicioso sabor de estas hamburguesas fitness. Y Recuerdan la apertura con mucha ilusión, pero también con incertidumbre. Francisco me reconoce que era una apuesta arriesgada. Y Juan, por su parte, lo recuerda como “una aventura con mucha ilusión sabiendo que se instalaban en Madrid, que estaba llena de competencia”. En esos momentos, al igual que en la actualidad, estaban muy de moda las hamburguesas gourmet y multitud de establecimientos se lanzaron a este nicho de mercado, que parece perenne y que no pasa de moda. Pero para Sublime, esto no fue impedimento, todo lo contrario. El primer restaurante fitness apuesta por un producto nuevo, “la hamburguesa fitness” y con ella el objetivo es captar un nuevo perfil de público al que el resto de restaurantes no llega: el público fitness.

Era arriesgado, pero como dice el dicho quien no arriesga, no gana. Sublime apostaba “por un producto nuevo, la hamburguesa fitness con la que íbamos a captar a ese público que no podía acudir a los otros centros de hamburguesas. Al final era una apuesta muy radical y muy arriesgada para un tipo de público, aunque tenemos productos para todos los públicos, pero destacamos por lo esas hamburguesas diferentes” me apostilla su chef.

La incertidumbre inicial se producía por la conjunción de varios factores. El elevado precio de un local en el centro de Madrid y por la apuesta, en ese local, de un concepto novedoso, pero a la vez conocido. Abrían una hamburguesería, pero con la novedad de estar enfocada al mundo fitness. Francisco me admite en alguna ocasión que los primeros meses fueron duros hasta que pasó un tiempo prudencial, que se dieron a conocer y el negocio comenzó a ir rodado. Muchos los consideraron “unos locos por servir hamburguesas fitness” comenta el chef de Sublime, aunque añade que, pese a ello, “en tres años han pasado por allí 150.000 personas”.

La idea la tenían, el local también, pero tenían que darlo a conocer. El mundo de culturismo, aunque cada vez más grande, es pequeño y todos se conocen. En cuanto los tres socios comentaron que habían montado un restaurante en Madrid, se corrió la voz y comenzaron a ser conocidos.

A día de hoy cuentan con un restaurante propio y tres franquiciados. Su objetivo de expansión es crecer, pero con cautela comenta Francisco. “A partir de este año la idea es tener un crecimiento grande pero siempre con cuidado, no queremos abrir por abrir, tenemos unos controles de calidad máximos. Este año hemos abierto dos restaurantes y en septiembre tenemos prevista otra apertura y queremos abrir tres o cuatro más”. Aunque su expansión se centra en España no descartan, a largo plazo, instalarse en el extranjero.

El primer restaurante fitness, inicio de la hamburguesa baja en calorías

La hamburguesa de Sublime sólo tiene 300 calorías frente a las 500-800 calorías de una hamburguesa normal. Se trata pues, de un antojo permitido para culturistas o personas que pretenden cuidarse. Son hamburguesas con bastante proteína, sin apenas grasa y con escasos hidratos de carbono. Ideal para todas aquellas personas que deseen comer una hamburguesa y cuidarse al mismo tiempo. “Se hace con solomillos de pollo 100% desgrasados y se marina con especias de la huerta murciana y no lleva ningún aditivo ni conservante. Es un producto muy natural y, sobre todo, muy mimado. Todos los ingredientes que utilizamos son sin azucares añadidos, las grasas están muy controladas, el pan que tenga un alto contenido en proteínas y bajo en hidratos. Conseguimos un producto de bajo contenido calórico y con mucho sabor y con el atractivo de que es una hamburguesa” me detalla el chef.

Pero no sólo se dirigen a este tipo de público. Francisco, define Sublime como el yin y el yang de la hamburguesa, como él mismo lo hay denominando, el “fit y el fat”. Con esto, se refiere a que a Sublime no sólo pueden acudir culturistas o deportistas, sino todo tipo de público. Cuenta con una extensa carta porque al final, me explica Francisco “un culturista estaba acostumbrado a que, si salía a comer, tenía que pedirse una pechuguita de pollo o una ensalada y en muchos sitios no lo tenían, así que al final era el culturista el que tenía que adaptarse a los demás o ni si quiera podía salir. Hemos conseguido que puedan salir con sus amigos a comer”. La hamburguesa es sin duda, su producto estrella. Ha sido calificada por muchos especialistas hamburgueseros como la mejor hamburguesa de Madrid.

El cliente puede elegir entre diferentes tamaños: hamburguesas con 180 gramos de carne, con 360 gramos o con 540 gramos. La carne puede ser también de distintas modalidades como pollo, ternera, fitness o de soja; al igual que el pan. El cliente puede escoger entre clásico, proteico y sin gluten. La guarnición es también a elección del cliente: patatas fritas, asadas o ensalada. Una gran variedad dirigida a todo tipo de público como se puede apreciar en todos los ingredientes. Y aunque su seña de identidad es la hamburguesa, Raúl, Francisco y Juan no se olvidan de otros productos como las croquetas, las ensaladas, los sándwiches, las carnes, y por supuesto, sus irresistibles postres caseros.

Una carta que hace las delicias de su público. Un target fitness que no deja de crecer y cuya tendencia es al alza, puesto que este segmento del consumidor no se reduce a una minoría, sino que se extiende a toda aquella persona que quiera cuidarse y tener una alimentación sana y saludable.

La hamburguesa fitness que ha llegado para quedarse

Sublime asegura que reinventan la hamburguesa gourmet dirigiéndose a un público cada vez mayor en España. La moda saludable y el fitness han llegado para quedarse y, a día de hoy, Sublime es el único lugar donde disfrutar comiendo sin saltarse la dieta. Su carta, extensa y cuidada al detalle, incluye los valores nutricionales de sus platos por lo que aquellas personas que quieran puede calcular los macronutrientes. La Blue Cheesse, la famosa Donuts Burger, su Brócoli Fit, el Sándwich Inverso de cabra o sus postres artesanos destacan entre sus propuestas gastronómicas.

En sus establecimientos conviven desde una cerveza artesana hasta batidos de proteínas. El cliente puede degustar una hamburguesa con todo tipio de guarniciones hasta un desayuno proteico antes de ir a entrenar. Esta convivencia es una de las claves de su éxito y hace que Sublime sea un lugar especial donde el cliente quiere volver.

Juan, que ha crecido dentro de la hostelería gracias a todo lo que le han enseñado sus padres, elabora todos sus platos con sumo mimo y cuidado utilizando productos frescos y de calidad. Otra de sus señas de identidad.

De restaurante a franquicia

Los propios clientes se lo demandaban. Muchos de los que acudían al restaurante de la Plaza Mayor les sugerían y les pedían que abrieran en Barcelona o en Valencia, pero “nosotros evidentemente no teníamos los recursos para abrir fuera de Madrid” me decía Francisco. De ahí, que decidieran franquiciar su negocio. De hecho, varias personas ya le habían comentado que, si abrían franquicias, estarían interesados en montar una y tener su propio Sublime.

Su primera experiencia con la primera franquicia fue en Murcia. Los tres socios vivieron la apertura con muchísimos nervios. Para ellos era una experiencia totalmente nueva y desconocida, aunque tuvieron suerte porque el franquiciado murciano contaba con amplia experiencia en el campo de la hostelería y sabía mucho, con lo que se ayudaron mutuamente y aprendieron juntos de la nueva experiencia. Después de Murcia abrieron otras franquicias en Madrid, en la calle Hernani y en Badajoz.

La carta la definen siempre desde la central. Ofrecen una formación previa a los franquiciados en el restaurante de la Plaza Mayor antes de que comiencen a funcionar. Además, la primera semana de la apertura, el chef se desplaza con los nuevos franquiciados para acabar de formales y terminar de perfilar todos los detalles.

Para Sublime la calidad es lo más importante. El chef de Sublime asegura que ellos controlan la calidad del producto, la materia prima. Al tener su propio proveedor que hace las hamburguesas, Raúl, saben el producto que tienen y controlan todos los ingredientes. Ofrecen productos sanos, bajos en grasas y con alto valor de proteínas “que, a día de hoy, no ofrece nadie” dice Juan.

En el restaurante de plaza mayor los datos de afluencia son excelentes. Sólo en 2018, de enero a diciembre, han pasado por el local de Sublime 35.500 clientes. Dato que les ha sorprendido pues no imaginaban tener tantos clientes. Su objetivo es seguir creciendo y aumentar la afluencia, sobre todo, en días de entre semana. El objetivo que se plantean para 2019 es crecer un 10% y conseguir 40.000 comensales.

Para hacer crecer a este equipo y seguir ganando músculo en el mercado de la hostelería, los fundadores de Sublime quieren a “gente joven y emprendedora con ganas de crecer junto a la marca, que quiera innovar y aportar su granito de arena al proyecto para conseguir el éxito conjunto”.

Arnold Classic Europa 2018

En septiembre de 2018 se produce un hito importante para la Sublime Dreams & Food. Se celebra la Arnold Classic Europe en Barcelona.

La Franquicia de hamburguesas fitness gourmet, Sublime Dreams & Food, estuvo presente en el mayor evento multideportivo de Europa. La marca fue invitada a participar como máximo exponente de comida saludable y estuvo presente a través de una food truck para ofrecer, a los más de 20.000 visitantes, toda su oferta de hamburguesas fitness. Prepararon en total 3.000 hamburguesas. Un dato importante fue que, en esa edición, estuvo presente el californiano Arnold Schwarzenegger. Una feria que, además, lleva su nombre.

Sublime no sólo ha acudido al mayor evento multideportivo de Europa para dar a conocer su hamburguesa, sino que ha hecho sus pinitos en televisión en el programa La Cuenta, por favor. Un programa de Telemadrid donde eligieron a las tres mejores hamburguesas de Madrid. En él compitieron con dos restaurantes más para ver quién podía ofrecer la mejor hamburguesa de la capital. “Es un programa televisivo muy divertido, muy entretenido, para nosotros fue una experiencia muy positiva. Aunque no ganamos, la publicidad que nos dio fue bastante alta” apuntaba Francisco.

El primer restaurante fitness no quiere perder la oportunidad de darse a conocer y en mayo de 2019 estuvo presente con su propio stand en el mayor evento de culturismo que se celebró en Alcalá de Henares. Toda oportunidad es buena para su restaurante y más ésta a la que asistieron los mejores atletas nacionales e internacionales del mundo del fitness.

Este es el recorrido que ha caminado hasta hoy el restaurante que se ha convertido en poco tiempo en un referente de la hostelería saludable. Es el sueño cumplido de tres socios que apostaron a una por su idea y su proyecto. Un negocio único que ha conseguido crear una carta tan auténtica y polifacética como sus propios fundadores. Con ella convierten la visita a su restaurante en una experiencia gastronómica sublime.

Claves del negocio

  • Primer restaurante Fitness en España
  • En su carta conviven platos dirigidos a público fitness y a un público general
  • Producto estrella: La hamburguesa gourmet fitness
  • Calidad de productos y mimo en el cocinado
  • Sublime es el fruto de la unión de tres emprendedores con tres perfiles diferentes
  • En 2018, de enero a diciembre, han pasado por el local de Sublime 35.500 clientes. En 2019 esperan llegar a los 40.000 comensales

PERFILES

Francisco Fraile, Juan Golino y Raul Pérez (Sublime)

Sublime Dreams & Food cuenta con 3 socios fundadores con perfiles muy diferentes. El Chef de las famosos hamburguesas fitness se llama Juan Golino Campos, tiene 39 años y ha trabajado toda su vida en la hostelería. Sus padres regentaban un restaurante donde lo aprendió todo, y antes de crear Sublime Dreams & Food tenía su propio restaurante en Pinto. Apasionado del fitness y el culturismo conoció a Raúl Pérez Sánchez, cofundador de Sublime. Raúl es el proveedor y productor de las hamburguesas que Juan cocina. Tiene 39 años y lleva desde los diecisiete trabajando como pollero. Tiene un puesto en el mercado de Parla. Y Francisco Luis Fraile de 31 años, es ingeniero informático de formación, pero tiene el marketing como profesión. Con un master de marketing digital y comercio electrónico es socio fundador de Sublime y lleva sus temas administrativos y de publicidad.

Volver al listado de historias


¿Quieres conseguir el libro en formato impreso?, Contacta con nosotros y consíguelo.

Quiero montar una franquicia Sublime

Infórmate acerca de todo lo que necesitas saber sobre esta franquicia

Ver más sobre esta franquicia