11/02/15

"El mercado español en estos momentos es un mercado inmejorable para el desarrollo de negocios relacionados con el mundo del vino"

Nos encontramos ante Mayte Santa Cecilia, Directora de Compras y Marketing de Bodega Santa Cecilia. La compañía, como especialistas en venta de vinos y licores tiene su base en una bodega que se remonta al año 1922.

En el otoño del 2006, la tercera generación de Bodega Santa Cecilia, inauguró el primer espacio temático del mundo del vino en pleno corazón de Madrid, donde hace ya más de 40 años su padre instalara el primer autoservicio dedicado a la venta de vinos y licores de España.

Hoy ofrece más de 5.000 referencias de todas las regiones vinícolas del mundo en más de 2.000 metros cuadrados entre establecimientos e instalaciones para la venta, acompañados de una cuidada selección de productos gourmet. Actualmente, es un lugar indispensable donde encontrar el más amplio y original surtido de bebidas a los precios más competitivos y muchas actividades alrededor del vino, filosofía que sigue siendo hoy día la base de su éxito.

Es un negocio dedicado a la distribución de vinos, licores y destilados, así como productos gourmet. La oferta abarca desde las marcas más conocidas y clásicas, hasta lo más novedoso y últimas tendencias.

Sus tiendas son tiendas con contenidos también lúdicos como catas, cursos, coloquios y todo tipo de experiencias para sus clientes, para ello han creado un club del vino.

Esta dilatada experiencia se ofrece ahora los futuros franquiciados, para que en su zona, basándose siempre en su excelente política comercial y de servicio, se hagan con un número importante y creciente de clientes de hostelería y particulares que, compran estos productos.

Como pioneros que fueron en la especialización de vinos y licores, se encontraron con retos como que la sociedad de la época no estaba acostumbrada a comprar este tipo de productos en una tienda con método de autoservicio, además tuvieron que dar a conocer muchos productos regionales e internacionales que por entonces eran desconocidos en Madrid. Pero era una etapa bonita de descubrimientos para todos.

Bodega Santa Cecilia decide expandirse bajo el modelo de franquicia porque pensaron que es el prototipo más idóneo para llevarlo a cabo, puesto que los interesados en invertir en este sector conocen la marca y ofertan un catálogo con más de 5.000 referencias, las cuales permiten que todos los franquiciados comercialicen al mismo precio que la Central. Además es buen momento para apostar por el consumo de estos productos en tiendas pues es un sector en crecimiento.

A la hora de realizar un proyecto de franquicia el mayor inconveniente que encontraron fue el stock inicial, puesto que supone un gran coste de la inversión total por lo que decidieron que, para ayudar financieramente al franquiciado, se ofrece una carencia de 6 meses y un pago financiado hasta dieciocho meses, tiempo más que suficiente para recuperar esta inversión realizada en el stock inicial de la tienda.

Se diferencia de la competencia, en primer lugar, porque es un referente de éxito desde hace más de 90 años dentro del sector; por nombre, historia, calidad y servicio al cliente. Además, cuenta con una de las inversiones más bajas dentro del sector frente a sus competidores directos, lo que la hace mucho más accesible.

En segundo lugar, cuenta con una grandísima variedad de vinos de todas las regiones del mundo, una potente central de compras con precios imbatibles y Bodega Santa Cecilia, opera como almacén del franquiciado para ayudarle a tener menos stock. Además cuentan con un excelente sistema informático de gestión (sap).

El mercado español, tiene una de las culturas gastronómicas más importantes del mundo y por tanto, es, incluso en estos momentos un mercado inmejorable para el desarrollo de negocios relacionados con la experiencia gourmet. Además, el aumento del consumo en los hogares es ya una realidad y esto posiciona a las tiendas de vinos, licores y gourmet en uno de los negocios más rentables y de más futuro por los que apostar.

El perfil del franquiciado para Bodegas Santa Cecilia debe de ser una persona emprendedora, con capacidad de gestión y con cierta pasión por el vino.

El franquiciado que esté interesado en invertir en la enseña deberá necesitar un local con una superficie mínima de 80 m2 en una población mayor a los 75.000 habitantes y una inversión total de en torno a 45.000 euros (dependiendo de la adecuación del local).

Bodega Santa Cecilia ofrece al emprendedor
- Una experiencia de 90 años de éxito en la venta y distribución.
- Una de las más amplias y mejores ofertas de vinos y licores del mercado nacional e internacional con más de 5.000 referencias.
- Unos precios de compra para el Franquiciado inmejorables.
- Stock inicial de la tienda en depósito.
- Un negocio seguro con una inversión reducida.
- Una marca  de prestigio y un referente entre el público y prensa especializada, con más de 1.000 clientes en el mundo de la hostelería y más de 17.300 socios de nuestro Club de Clientes de Bodegas Santa Cecilia.
- Una completa formación al Franquiciado

Por todo ello, el futuro se presenta muy esperanzador, debido al crecimiento que se está llevando a cabo y la buena acogida que están teniendo todas las innovaciones. Tienen una gran ilusión por extender la enseña por todo el territorio nacional y conseguir aumentar «su familia» de cara a ser la única empresa en el sector del vino con 100 años de historia.

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios