24/04/20

Entrevistamos a Roger Antelo, CEO de Sushimore

Roger-Antelo-Sushimore
Dentro de las circunstancias actuales el delivery es fundamental y en el caso del sector del sushi es diferencial. Supone ser muy exigente con los equipos en tiempos de elaboración y entrega, al mismo tiempo que desde central se desarrolla una política de comunicación en medios online muy precisa y efectiva.

¿Cuándo y cómo nació SUSHIMORE?

La cadena Sushimore es propiedad de Gadea Group. Se la compra a principios de 2018 a sus anteriores propietarios y fundadores, los creadores de la cadena de belleza No+Vello, que la habían lanzado al mercado en 2012.

Gadea Group incorpora un nuevo equipo directo y realmente es aquí cuando Sushimore se refunda y podemos afirmar que nace de nuevo.

Gadea Group es un grupo empresarial diversificado pero con una alta experiencia en la restauración organizada. Además de Sushimore, desarrolla otros conceptos de restauración como The Cupcakery Café o Casual and Fresh. Con su entrada reconfigura toda la cadena productiva y operativa de Sushimore  con el objetivo de optimizar sus procesos internos. Esto sucede durante el año 2018 y parte de 2019.

Fortalece así sus bases con una estrategia centrada en cuidar el origen del producto al máximo, orientando de nuevo a la cadena hacia la base de su éxito y una buena política de atención al franquiciado.

En paralelo desarrollamos líneas de negocio innovadoras, potenciamos el delivery y nos enfocamos radicalmente al posicionamiento online de nuestros restaurantes.

En septiembre de 2019, una vez puesto todo a punto, decidimos reactivar de nuevo el crecimiento en franquicia. Ahora en mayo tendremos 18 puntos de venta por toda España.

¿Nos podrías definir tu concepto de negocio?

En Sushimore democratizamos el sushi. Esto supone ofrecer un sushi para todos, gracias a una combinación entre buena calidad y precio muy atractivo, que convence al consumidor local allí donde abrimos.

Si a lo anterior le sumamos una baja inversión para el franquiciado (recordemos que las cocinas no necesitan salida de humos) y un alto margen en el producto, tenemos un concepto de negocio de rápida recuperación de la inversión, rentabilidad alta y volumen también alto. Una combinación difícil de encontrar en el mundo de los negocios, que nosotros nos encargamos de maximizar, localizando las mejores ubicaciones y aplicando una estrategia de marketing online muy efectiva. El resto lo hace el mercado con un consumidor conocedor del sushi y al cual fidelizamos con facilidad una vez conoce y prueba por primera vez nuestra oferta.  Recordemos que el sushi es el segundo producto más demandado en delivery actualmente.

¿Cuáles fueron las dificultades con las que te encontraste?

Tras la compra del grupo tuvimos que configurar prácticamente todos los procesos internos, activando una línea de colaboración muy activa con los franquiciados existentes.

Definirlo como dificultades no creo que sea apropiado, más bien tuvimos que reactivar y pulir procesos. Es decir, rediseñar la organización conforme a las nuevas tendencias del mercado de comida a domicilio.

¿Por qué has decidido expandirte bajo la fórmula de la franquicia?

La iniciativa de un franquiciado no puede ser suplida por la de un empleado. Nuestro formato de negocio, además, no se reduce a un punto de venta. El franquiciado desarrolla con terceros multitud de acuerdos para la venta del sushi en hoteles, restaurantes, organizadores de eventos, clubes, córners dentro de otros establecimientos, etc.

El sushi es un producto muy diferente, exótico y que no todo el mundo lo oferta. Esto permite al franquiciado incrementar notablemente sus ventas si desarrolla una actividad comercial hacia terceros para que lo ofrezcan a sus clientes. Todos ganamos con el sushi.

¿Cuáles fueron los problemas con los que te encontraste al franquiciar tu negocio?

Franquiciar supone replicar un modelo de negocio de éxito pero hay algo que no es fácil de replicar: las personas.

Como en todo negocio el capital humano es fundamental, encontrar al perfil de franquiciado ideal, emprendedor y con visión de negocio es quizás lo más difícil.

¿Qué os diferencia dentro del sector frente a la competencia?

Somos altamente innovadores dentro del grupo y sabemos que hay que cuidar al máximo a nuestros franquiciados. En mi opinión, la diferencia fundamental, al margen del propio diseño del modelo, es nuestro trato próximo con el franquiciado para apoyarle en la puesta en marcha y posterior búsqueda de negocio adicional que comentamos antes.

Queremos un crecimiento orgánico, es decir, que cada franquiciado tenga varios establecimientos y sea el empresario de referencia en el mundo del sushi en su zona.

Además, tenemos una amplia experiencia en delivery, dentro de nuestro segmento esto es fundamental. Podemos afirmar que el sushi no está especialmente saturado en delivery. Además, cuando lo haces bien, fidelizas a tu cliente y, al final, esto lo acabas notando a final de mes.

¿Cómo encuentras la situación del sector a día de hoy?

Dentro de las circunstancias actuales el delivery es fundamental y en el caso del sector del sushi es diferencial. Supone ser muy exigente con los equipos en tiempos de elaboración y entrega, al mismo tiempo que desde central se desarrolla una política de comunicación en medios online muy precisa y efectiva.

Hay mucho mercado por desarrollar, relativamente pocos operadores realmente implantados y con red nacional, de forma que creemos que nuestra fórmula abierta a desarrollar negocio es clave para que nuestros franquiciados puedan crecer rápidamente en sus respectivas zonas.

 

¿Cuál es el perfil de franquiciado que buscas para SUSHIMORE?

Sushimore es válido para inversores y personas que quieran autoempleo.

Es un negocio sencillo, en el caso de inversores. Pueden gestionar una unidad de negocio sin que les lleve una cantidad excesiva de tiempo al no ser intensivo en personal (un punto de venta suele tener una persona). Al mismo tiempo, les permite aprovechar sus contactos para generar nuevo negocio externo al punto de venta en hoteles, restaurantes, eventos, etc.

En el caso del autoempleo, no es necesaria una experiencia en hostelería previa, nosotros les formamos y apoyamos directamente de forma notable al inicio para que se consoliden. Al cabo de un tiempo, el conocimiento del producto les lleva de forma indirecta a explotarlo por las vías que comentaba anteriormente, acercándose a otros negocios y ofreciéndolo como complemento. Es un camino natural hacia el mundo de los negocios. Acaban siendo empresarios que buscan oportunidades para su producto.

¿Cuál es la inversión que tiene que realizar el franquiciado?

Concebimos dos modelos. El primero es un restaurante independiente, de unos 45m2 cuya inversión ronda los 40.000 euros más obra civil.  El segundo es un modelo córner para incorporar a negocios de hostelería ya existentes que quieran aprovechar su clientela actual y atraer nueva. En este segundo caso hablamos de unos 15.000 euros, más obra civil, dependiendo del tamaño del espacio a diseñar.

¿Qué ofrece SUSHIMORE al emprendedor?

Un equipo humano implicado en el éxito de su negocio, soporte en la apertura del negocio, formación inicial y continua, marketing adaptado a su mercado local… Pero si no hay detrás un equipo implicado a veces no se consigue sacar el máximo al modelo propuesto.

Contamos con muy buenos acuerdos comerciales con los principales agregadores de delivery. Ahora mismo y durante un largo tiempo el delivery será el eje del negocio. En este sentido, durante los últimos años hemos trabajado mucho para ser muy fuertes en este área.

¿Cómo ves el futuro?

Todo está cambiando. Las circunstancias actuales están provocando cambios en el consumidor y la forma de consumir en restauración obviamente evoluciona. Creo que, en nuestro caso, el futuro será positivo. Durante 2019 redefinimos procesos y apostamos fuertemente por el delivery dotando de muchas herramientas al franquiciado en este sentido. 

Nuestro modelo de negocio gracias al delivery esta operando con normalidad y con altos niveles de facturación. Las pautas de consumo han cambiado bruscamente y estábamos muy preparados para ello.

El futuro, pese a las circunstancias actuales, se traduce en crecimiento de nuevos puntos de venta, un negocio de baja inversión con rápida recuperación de la misma. Nuevos franquiciados podrán invertir en él y, bajo el formato de autoempleo o inversión, encontrar una fuente de seguridad económica y alta rentabilidad.

Consulte más información sobre Sushimore.

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios