19/03/14

"Nuestra Red es signo de liderazgo mundial y una garantía para nuestros clientes"

Entrevistamos a François Carriere Pastor, Presidente de la Master Franquicia Coldwell Banker en España y Andorra. Los orígenes se remontan a principios del siglo XX, cuando Colbert Coldwell funda en San Francisco una agencia inmobiliaria con una filosofía revolucionaria: velar por los intereses de sus clientes, una práctica no habitual en la época.
Desde entonces la empresa fue evolucionando y creciendo a lo largo del siglo pasado, inicialmente en Estados Unidos y a partir de los años 90 con su expansión a nivel internacional. Actualmente, las franquicias Coldwell Banker cuentan con 3.100 oficinas en 51 países, en las que trabajan más de 83.000 asesores inmobiliarios. 
 
El modelo de negocio consiste en poner en contacto la oferta del mercado inmobiliario de lujo con clientes e inversores de cualquier parte del mundo. Proporcionan a los afiliados asesoramiento profesional y un alto valor añadido, a la vez que ponen a su alcance programas de formación continua así como sistemas y herramientas que les permiten desarrollarse profesional y personalmente.
 
La principal dificultad que encontraron en los inicios hay que atribuirla a la coyuntura económica y a la crisis que ha afectado al mercado inmobiliario español. También hay que considerar que han pasado por un proceso de transición, de su marca John Taylor a Coldwell Banker, un periodo que siempre requiere de un cierto tiempo de aclimatación. A pesar de ello, la posibilidad de formar parte de la mayor Red Inmobiliaria del mundo no cabe duda que les está ayudando a sufrir en menor medida el impacto de la crisis y a encarar con mucho optimismo e ilusión la adaptación a una nueva cultura de empresa.
 
'Creo firmemente en la potencia de las marcas. No cabe duda que formar parte de Coldwell Banker nos aporta un gran valor, tanto a nosotros como a nuestros afiliados. Nuestra Red es signo de liderazgo mundial y una garantía para nuestros clientes, que reconocen en la compañía una serie de ventajas que resultan imposibles de conseguir si no es bajo el paraguas de una franquicia como la nuestra' afirma François. 
 
La potencia de la Red Internacional que les permite estar conectados con todo el mundo es lo que les diferencia de la competencia. Además, Coldwell Banker les ofrece toda una serie de herramientas que posibilita estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías y acceder a las últimas tendencias en materia de marketing inmobiliario y a una formación permanente y personalizada.
 
El sector ha atravesado en los últimos años una fase de clara ralentización. Existen pequeñas agencias que han podido sobrevivir a la crisis, pero que se encuentran que cada vez les resulta más complicado poder dar respuesta a las necesidades de un mercado global.  Estas agencias  hacen que el sector se encuentre muy atomizado, pero a medio plazo deberán evolucionar y profesionalizarse y encontrar más apoyo si pretenden seguir siendo competitivas.
 
Coldwell Banker busca personas a los que les gusten los retos, dispuestos a trabajar en un entorno orientado al cliente y que quieran desarrollar e impulsar su trayectoria profesional en el sector inmobiliario. En definitiva, emprendedores con actitud positiva y con capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos. La inversión depende de la zona en que esté ubicado el franquiciado, pero para entrar a formar parte de la Red se debe realizar una inversión que se sitúa entre los 50.000 y los 120.000 euros.
 
Coldwell Banker ofrece al emprendedor la posibilidad de entrar a formar parte de la que posiblemente sea la mayor Red Internacional inmobiliaria de todo el mundo, lo que permite que cualquier potencial comprador pueda acceder a la oferta desde cualquier punto del planeta. Coldwell Banker ofrece también la posibilidad de generar sinergias entre agencias nacionales e internacionales y el reconocimiento de la marca. También ponen a su alcance su know how en España, adquirido a partir de la experiencia de más de 15 años en el sector inmobiliario de lujo.
 
'Soy una persona optimista por naturaleza y, por tanto, no concibo el futuro de otra manera. España sigue siendo un lugar altamente valorado por inversores extranjeros que siguen apreciando el nivel de la oferta inmobiliaria y la calidad de vida de nuestro país.  Además, a pesar de que la reactivación del mercado se produce de manera más lenta a lo que todos desearíamos, empezamos a detectar síntomas positivos' expresa François. 

Consulta más información sobre la franquicia Coldwell Banker
 

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios