13/04/20

"Estamos hibernando, y trabajando por minimizar el golpe para poder volver a abrir las persianas en condiciones similares"

Paula-Nevado-secretaria-general-marcas-restauracion

La crisis sanitaria del coronavirus ha afectado a todos los negocios, en especial al sector de la restauración, pues han tenido que paralizar su actividad. En este contexto, hemos hablado con Paula Nevado, Secretaria General de la asociación Marcas de Restauración que nos cuenta cómo viven y afrontan esta crisis las marcas de restauración organizada.

Debido a la situación actual generada por el COVID-19, los negocios de restauración han tenido que cerrar temporalmente sus establecimientos ¿Cómo lo están viviendo estas empresas?

Somos un sector dentro del turismo, la hostelería es un sector clave, lo que aportamos al PIB, por encima de un 6% en su conjunto, que se emplea a 1,7 millones de personas, que es un sector muy vinculado a nuestra actividad cultural. Un cierre por decreto, aunque son empresas pero se puede proyectar cómo lo estamos viviendo las personas. Es decir, no hay opción, estamos en una crisis sanitaria, nadie cuestiona que hay que atajarla, nadie cuestiona que es el objetivo y que es el único objetivo. Con lo cual, el cierre decretado se asumió, como todos hemos asumido el confinamiento, con resignación y con mucha preocupación por saber cómo se va a amortiguar este impacto. Un impacto que desde el principio tenía un tiempo, que sabíamos que se iba a prorrogar y estamos viviendo esas prorrogas donde también hay una cierta agonía. Se han ido aprobado medidas en materias muy distintas, la laboral, en ordenar la liquidez. Han sido medidas que han venido a aliviar y que tenían su lógica…

Otro capítulo ha sido cómo se han aterrizado, cómo se ha materializado, y las dificultades que las empresas estas encontrando. Cuando hablo de empresas estamos hablando de una SA, de autónomos y pensado en la franquicia, hay mucho emprendedor, mucha Pyme e incluso micropyme. Esas han sido también muy atendidas, se ha estado legislando de manera muy general, refiriéndose a familias, a empresas, a autónomos. ¿Cómo lo están viendo? Pues con una enorme resignación y una aparente contradicción entre ese hibernar y esa actividad frenética por encontrar tramitación y luchar por esa agilidad, esas medidas sobre todo, las que han venido a dar liquidez.

El día a día de esas empresas, por ejemplo, los arrendamientos de uso comercial, el ejecutivo no ha marcado una pauta, se ha dejado a la negociación de las partes. Es algo que parece menor, pero es un buen ejemplo de cómo en las transversalidad de un negocio se ha dejado, han tenido que asumir la resolución y la asunción de todas sus obligaciones en un contexto de cierre decretado. Lo están viviendo con una enorme preocupación por las consecuencias del cierre, con una enorme incertidumbre por desconocer por cuánto tiempo se va a prorrogar esta situación, porque la perspectiva es que la hostelería sea de los últimos sectores en reincorporarse a la vuelta a la normalidad.

Están a la expectativa y haciendo un enorme esfuerzo por gestionar el alquiler que impacta en otra persona que puede depender de esa renta para vivir, por los trabajadores que han tenido que articular ERTES. Es un momento my duro para los empresarios. No pueden hacer nada, medidas de alivio, pelearse por encontrarles aplicación, la lucha por ese crédito ICO para mantener la liquidez. También, lo ven con cierto drama por la relación con la plantilla. Los trabajadores que han sido incluidos en los ERTES han sido incluidos como un mecanismo de suspensión temporal y no como desempleo, con una vocación de mantener la actividad, porque vamos a volver con fuerza, de manera pautada, si ¿Cómo se va a comportar el consumidor? Ya empieza a haber estudios, va a ser todo muy tímido, pero hay una enorme confianza en volver. Así que hibernando, y trabajando por minimizar el golpe para poder volver a abrir las persianas en condiciones similares, dudo que sean iguales.

Dentro de la restauración, en el sector de las franquicias, ¿Cómo se está viviendo?

El impacto es el mismo para todos. Cambian dos cosas: una es que las medidas que ha ido aprobando el Ejecutivo iban dirigidas y diferenciadas para empresarios, autónomos y particulares. Los franquiciados se han visto beneficiados por unas medidas, porque si que creo que por parte del Ejecutivo, se ha querido diferenciar y reconocer el mayor o menor músculo financiero que se puede suponer a la distinta tipología de empresarios. Aun así, los autónomos están reivindicando y aún tienen mucho que reivindicar; sobre todo, el acceso a créditos ICO para obtener liquidez y que puedan soportar el abrir las persianas después de esta situación. En MARCAS DE RESTAURACIÓN están asociadas las matrices, cierto es que 2/3 de nuestros asociados franquician al 100% o con carácter mixto, lo que hace que algunas de estas empresas, sus servicios centrales también sean Pymes, algo que no se puede olvidar. Por su puesto, que la vocación de las empresas matrices, cada vez que se pelea por una medida se está pensando en la capilaridad que puede tener en sus franquiciados, que si acaso, podemos verlos como empresarios más vulnerables, y que van a ser más dependientes de esas ayudas que están aprobando, las necesitan más que nadie.

Como asociación ¿medidas de apoyo estáis llevando a cabo con las empresas?

Desde la Asociación de siempre se ha confiado en la autorregulación, estamos en una situación my excepción y a nadie se les escapa que desde el Gobierno se va a pautar y muy claramente,  cómo va a ser la vuelta para garantizar la seguridad de los trabajadores, de los consumidores,  para recuperar la confianza de los consumidores. Aquí la asociación tiene toda la voluntad de colaborar con la Administración para que, por nuestro conocimiento y nuestra experiencia, también se puedan prever medidas concretas, que con esos dos objetivos comentados, pudiesen asumir nuestras empresas.

Tenemos mucha vocación de servicio en la asociación y trabajamos mucho y lo ponemos en conocimientos de nuestros asociados, sin tampoco cuidar la transcendencia mediática. Ahora, protocolos de seguridad a día de hoy se han elaborado, se siguen elaborando y para estas empresas por la experiencia que tienen, por su dimensión… son conscientes del número de trabajadores que tienen, del número de consumidores que desfilan por sus locales, de los que atienden en los envíos a domicilio… A día de hoy, las medidas de seguridad se han extremado y ten por cuenta, que para la vuelta, a lo que nos puedan pedir nosotros ya hemos hecho un ejercicio de reflexión sobre la reapertura para tener previstas todos las medidas. Mirando a otros países que han vuelto a la normalidad o están en ello, para prepararnos, por si es también el caso de España, que se observen esas medidas. Es nuestro trabajo ir por delante y estar preparados. Más allá de lo que se nos pueda pedir, nos exigimos un poquito más precisamente, por el impacto que las cadenas saben que tienen, por su volumen de trabajadores y de consumidores. Hay muchas medidas, la casuística es enorme, internamente se ha hecho un ejercicio para que lo que nos pueda pedir, estar preparados para eso y para más.

Y las empresas de restauración organizada ¿están definiendo nuevas estrategias para la vuelta? ¿Cuáles?

Aunque suena muy generalista, desde Marcas siempre lo hemos dicho que una de las características que tienen las empresas de restauración es que tiene una gran capacidad de adaptación y precisamente, por el pulso que tienen del consumidor saben anticiparse. Tienen a nivel estratégico, la inversión en I+D, en marketing también es muy potente. Tampoco vamos a ser frívolos, estas empresas, con el enorme golpe que estamos sufriendo todos, y estas empresas en particular, están volcados sus equipos y su core de servicios centrales en sostener una situación complicada, con muchas derivadas que están requiriendo una inversión de tiempo,  de un esfuerzo enorme por parte de sus equipos, de recursos humanos etc, etc. También son optimistas, están acostumbrados a la crisis y a reinventarse, y ya está circulando y ya se está hablando mucho del futuro comportamiento del consumidor. Un consumidor mas digital requiriendo más transparencia, después de tanto consumo en casa, el consumidor querrá buscar una segunda casa… todo eso ya lo están escuchando las empresas para poder ajustarse rápidamente a las demandas del consumir que va a salir de esta crisis.

Vamos salir muy tímidos con la confianza muy tocada. Las empresas ya no solo va a presentar el menú, sino qué local nos encontramos, cómo se van a presentar sus trabajadores, sus uniformes, se va a tener que empatizar y ofrecer al consumidor lo que necesita que es seguridad y tranquilidad de poder volver a consumir sus marcas. Los consumidores echan de menos sus marcas y quieren volver, pero van a querer volver si se les ofrecen otras cosas que quizás no son puro y duro menú. En eso se está trabajando, en reconquistar la confianza del consumidor y ofrecerle el confort, porque cuando salgamos vamos a sentirnos muy vulnerables. Saber que cuando salgamos de aquí, todos vamos a ser más digitales, se usará más la tarjeta, se usaran pantallas digitales para hacer pedidos, todas las medidas que nos quitan el miedo.

¿Crees que este parón temporal afectará notablemente a los negocios o cuando todo vuelva a la normalidad se recuperarán pronto?

Cuando el 13 de marzo decíamos que vamos a por ello, vamos dibujar la V, cuando antes y más radicalmente atajemos esto, con el mismo impulso saldremos, se confiaba en ese efecto rebote.

Ahora, ya está claro que se habla de una U, vamos a transitar un tiempo, ojalá hablemos de un ejercicio 2020 duro pero un 2021 que repunte como la primavera. Sí que es cierto que ahora se están revisando los planes de negocio, se están revisando a la baja, se asume que la salida va a ser pautada, que no va ser normal porque nos van a regular los aforos, vamos a pasar la temporada alta, que es el verano, muy tocados, no vamos a estar en condiciones normales, ni los consumidores, n los locales.

Por lo tanto, cuando vayamos a recuperar la normalidad estará muy avanzado el 2020 y ojalá que como también están apuntando esto sea esa famosa U, que haya que transitar lo que resta de 2020, si no tenemos susto como ningún repunte en el crisis sanitaria. Pues que sea sostenernos en lo que se va conquistando la normalidad tanto de la actividad como del consumo y que podamos coger impulso y dibujar esa U. Pero se asume que esta crisis sanitaria nos ha avocado a una crisis económica, pero vamos a hacer que sea una crisis coyuntural, que sea temporal, que esté acotada en el tiempo y por tanto, no estemos hablando de mayores y de una crisis económica en mayúsculas.


Sobre la ASOCIACIÓN MARCAS DE RESTAURACIÓN

 Marcas de Restauración es una asociación empresarial de ámbito nacional que representa al sector de la hostelería comercial en cadena, una actividad que da servicio a millones de personas cada día. La Asociación agrupa a las principales cadenas de restauración organizada y moderna del país y en la actualidad está integrada por 41 empresas que agrupan 126 marcas, cuya cuota de mercado alcanza el 25,6% en términos de tráfico y factura más de 7.000 millones de euros entre los más de 6.000 establecimientos que la componen.

Marcas de Restauración tiene como misión mejorar la competitividad de toda la cadena de valor de la restauración comercial compartiendo soluciones y conocimientos que la hagan más eficiente y sostenible y que otorguen mayor valor al consumidor. Además, impulsa el diálogo y fomenta importantes iniciativas del sector con las instituciones públicas y privadas como plataforma de transmisión con los agentes sociales y medios de comunicación. Marcas de Restauración proyecta los intereses comunes de sus asociados desde la convicción de la responsabilidad social, económica y medioambiental de todos ellos.  

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios