06/04/16

Grupo Caballero confía en Expense Reduction Analysts para acometer un proyecto de ahorro

Expense Reduction Analysts España está ampliando sus servicios para dar respuesta a la creciente demanda de los clientes, buscando profesionales altamente cualificados para consolidarse en el mercado español.

Todo el mundo recuerda los anuncios en televisión de Ponche Caballero. Su pegadiza melodía ha sido tarareada por varias generaciones. Pero este licor es también el producto bandera de una empresa fundada en El Puerto de Santa María en 1830 que hoy cuenta con cinco bodegas en las cuatro principales regiones vitivinícolas españolas: Jerez, Rioja, Ribera y Rueda. Tiene una facturación anual superior a los 53 millones de euros, y cuenta con 125 trabajadores. En sus barriles maduran marcas centenarias como los vinos La Ina o los reconocidos brandies de Lustau, pero en Grupo Caballero son conscientes de que la historia no es suficiente. Es necesario mirar un poco más allá y salir de la zona de confort para poder crecer.

“En los últimos tres o cuatro años hemos experimentado una obsesión por estar en la vanguardia y estamos muy preocupados por lo que está pasando fuera de la empresa, por todo lo que nos puede hacer mejores”, corrobora Jaime Marín, Director de Operaciones de Grupo Caballero.

Marín ha sido el interlocutor de la empresa en el proyecto de optimización de costes acometido por Expense Reduction Analysts, que ha arrojado ahorros importantes en las cuentas de cartón, tapones, cápsulas y energía.

Carlos Aguilar, Client Manager de Expense Reduction Analysts, destaca la buena predisposición de la compañía a la hora de incorporar cambios. “Caballero se mueve en un sector muy sensible a las tendencias, por lo que está obligado a permanecer muy alerta y a ser flexible. Sus vinos de Jerez tienen un prestigio histórico, pero en los últimos tiempos han incorporado productos como las ginebras Premium o el ron de alta calidad. Probablemente, esta dinámica propició que estuvieran muy abiertos a escuchar nuestras propuestas”, explica. “Aunque finalmente algunos cambios no se han podido ejecutar por motivos logísticos y organizativos”, añade sin embargo.

Centro a centro

El proyecto presentaba la dificultad adicional de trabajar con cinco centros. “Las bodegas Caballero, Lustau, Viña Herminia, Marqués de Irún y Destilería Miura responden a un poder de decisión centralizado, pero para poder crear un producto con personalidad es necesario que cada una mantenga cierta independencia y por eso mismo fue necesario realizar la homologación de los cambios de forma individual. Fue un trabajo muy concienzudo”, explica Aguilar.

El análisis realizado por Expense Reduction Analysts, una fotografía panorámica de las dinámicas y cuentas de la empresa, demostró que el proceso de optimización de costes ya iniciado por la compañía podría tener un recorrido mayor.

En algunos casos, la empresa optó por no implementar cambios o no explotar las posibilidades de ahorro hasta el final debido a cuestiones internas o relacionadas con las circunstancias del sector.

Ha sido el caso, por ejemplo, de la cuenta de vidrio. “Tenemos una variedad de referencias muy amplia y trabajamos con botellas muy personalizadas, que hace técnicamente difícil la búsqueda de alternativas por ello optamos por sacarlo fuera del proceso de optimización en una primera fase”, explica Marín. Y también de las etiquetas. Estar en el Consejo Regulador de Jerez obliga a Caballero a trabajar con una serie determinada de proveedores. La relación con éstos también está marcada por el hecho de tener que lidiar con un catálogo muy amplio y tiradas cortas, a veces de hasta 3.000 unidades anuales.

Sobre Expense Reduction Analysts

Establecida en 1992, Expense Reduction Analysts es la red de franquicias más exitosa del mundo especializada en gestión de costes. En la actualidad, opera en más de 25 países y está compuesta por más de 600 consultores franquiciados en todo el mundo, de los cuales, más de 200 están en Europa. Los consultores franquiciados se benefician de una formación de alta calidad y programas de apoyo constantes, extensas ayudas de marketing y tecnología punta, con una comunicación efectiva y con acceso permanente a herramientas esenciales de gestión. Con ello, los consultores franquiciados consiguen obtener importantes beneficios económicos para sus clientes y para ellos mismos, a la vez que son capaces de gestionar su propio tiempo y carga de trabajo.

Consulte más información sobre la franquicia Expense Reduction Analysts.

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios