19/02/14

La franquicia BabyECO duplica su facturación en un año, rozando los 600.000 euros

BabyECO, la cadena de establecimientos con artículos ‘low cost’ seminuevos para los más pequeños de la casa está haciendo realidad las enormes posibilidades que presenta su concepto de negocio: tiendas con una oferta completa de objetos para su seguridad y bienestar, y unos precios imbatibles.

Barcelona, Madrid, León, Talavera, Arganda, Parla, Alcobendas, Valencia, Guadalajara y Bruselas ya cuentan con una tienda BabyECO. Y en breve lo harán Málaga y el Este de Madrid...

Como es de todos conocido, cuanto más pequeños son más rápido crecen los niños. Lo que ocasiona que necesitan un constante cambio de objetos, tanto los diseñados para su seguridad y bienestar, como de ropa, de juguetes... Cualquier padre reciente lo sabe, pues ha podido darse cuenta de que, en pocos meses, se ha encontrado en casa con una infinidad de artículos de bebé que apenas han sido usados y no sabe qué hacer con ellos. Esta sencilla realidad es la que impulsó a Blanca Garelly y a Borja Garay a crear, en 2008, BabyECO. Su afán emprendedor les llevó a ofrecer una ingeniosa solución a la sociedad: comprar y vender artículos seminuevos de bebé, que sus dueños ya no utilizan. Así, en su cadena de tiendas se pueden encontrar carritos, sillas de paseo, tronas de comer, sillas de coche, cunas, calienta biberones, aparatos de escucha, ropa, juguetes y mucho más. 

Y al éxito que tuvo su primera tienda se han ido uniendo en estos cinco años emprendedores de toda España, hasta completar una red con presencia en Barcelona, Madrid, León, Arganda, Talavera, Alcobendas, Valencia, Guadalajara, Parla e incluso la capital belga, Bruselas –a las que en breve se van a unir, al menos, otras dos tiendas: en Málaga y al Este de Madrid–. Hasta alcanzar un volumen de negocio que en un año ha pasado de 300.000 a 580.000 euros. Y es que, por una parte facilitan la salida de productos de bebés a aquellas personas que ya no los necesitan, para ofrecerlos a las nuevas familias que los demandan y que no desean pagar un precio excesivo por ellos. Se trata pues de un modelo de negocio en el que ambas partes ganan: los padres que ya no van a utilizar los artículos (vendedores), recuperan una parte de lo que gastaron en su día, y los futuros progenitores o sus familiares (compradores) adquieren los productos a un precio inmejorable y en perfectas condiciones.
 
En sus establecimientos, los clientes pueden encontrar una gran variedad de objetos, en muy buen estado, limpios y debidamente controlados, con un descuento de entre un 50 y un 60% de su valor de venta. “Desde el principio nos planteamos crear una cadena de tiendas que ofreciese a las familias los mejores productos para sus hijos a los precios más adecuados y, a su vez, contribuyese a preservar el medioambiente, evitando que la industria duplique la fabricación de artículos nuevos, que tienen una ‘segunda vida’. Se trata de productos de primera calidad, que suponen una solución económica para quienes necesitan adquirir artículos de bebé, y que ayudan a otras familias a recuperar parte de lo que gastaron en su día, de forma rápida, sencilla y cómoda”, explica Blanca Garelly, cofundadora de la marca junto a su socio, Borja Garay. “A la gente le encanta venir a nuestras tiendas a encontrar las mejores marcas, como Maxicosi, Bugaboo, Stokke, Maclaren, Jané, Römer o Concord, reconocidas por su estilo, calidad y valor, pero a un precio inigualable”. 
 
Consulta más información sobre la franquicia BabyECO
 
 

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios