Faqs

Preguntas y respuestas frecuentes

¿Cómo se hace un contrato de Franquicia?

El contrato de franquicia es la fórmula perfecta para conseguir una gran expansión comercial de éxito, ya que permite al franquiciador introducirse en el mercado de una forma rápida a través de las inversiones de los franquiciados que se unen para formar una red uniforme de sedes franquiciadas. 

Pero, antes de firmar un contrato de este tipo, existe una fase previa y necesaria donde ambas partes, el franquiciador y el potencial franquiciado, deberán estudiar las condiciones del negocio que pretenden llevar a cabo de forma conjunta. 

Durante esta fase habrá que firmar un precontrato, donde se acuerda el compromiso del franquiciador a mostrar las claves y secretos de su negocio, a cambio del pago de una señal y una obligación de confidencialidad por la que el potencial franquiciado queda comprometido. 
Se trata de un periodo de reflexión y negociación durante el cual, el potencial franquiciado deberá recibir la información necesaria para poder prestar su consentimiento libremente y con conocimiento de causa sobre su adhesión a la red. 

Dicha información deberá reflejarse en un dossier informativo de franquicia que el franquiciador le facilita al futuro franquiciado, cuyo contenido consiste en lo siguiente: 

- Datos identificativos del franquiciador.
- Acreditación ostentar la titularidad de la marca.
- Descripción del sector de actividad objeto del negocio de franquicia.
- Análisis del mercado afectado.
- Experiencia del franquiciador y el desarrollo de su red.
- Características propias de la franquicia y su explotación.
- Extensión y estructura de la red en el territorio nacional y/o internacional.
- Política de desarrollo de la cadena.
- Estructuras de comunicación y diálogo.
- Elementos principales del contrato de franquicia. 

Además, el franquiciador tiene la obligación de encontrase inscrito en el Registro de Empresas Franquiciadoras para poder formalizar un contrato de franquicia. 

Otro punto importante son las cifras de explotación, sobre lo que la legislación indica no tener el franquiciador la obligación ofrecer estos datos, aunque, en caso de que lo haga, estos deberán de ser veraces y contrastables. 

Por tanto, el candidato deberá comprobar que toda esta información facilitada es cierta, teniendo en cuenta que los datos de viabilidad son orientativos y pueden diferir de las cifras reales, ya que en ocasiones no ha sido posible testar lo suficiente el producto o servicio y solo ofrecen expectativas sobre una visión de los rendimientos posibles del negocio. 





s

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios