¿Qué errores evitar a la hora de emprender en franquicia?

En el siguiente reportaje analizamos el sector de la franquicia y te contamos cuales son los errores más comunes al emprender  y cómo evitarlos. 



Emprender un negocio desde cero no es una tarea fácil, pues requiere de mucho trabajo, compromiso, dedicación y esfuerzo económico, no es suficiente tener una buena idea, sino que hay que tener unas nociones básicas sobre el mercado, el sector en el que se quiere emprender y las fases de desarrollo por las que pasa un negocio. A pesar de tener algunas de estas cuestiones claras, hay negocios que fracasan y tienen que colgar el cartel de cerrado. 

Algunos de los errores más comunes a la hora de emprender se dan cuando el emprendedor no conoce bien el mercado, se centra más en los inversores que en los clientes, descuida su producto principal, carece de tecnología, no tiene la capacidad para ser líder o no está lo suficientemente formado, entre otros.  

Ahora bien, muchos de estos errores disminuyen o simplemente desaparecen cuando se emprende en el ámbito de la franquicia, principalmente porque no se trata de una idea o concepto de negocio que el emprendedor tiene que levantar de la nada, sino que ya existe esa marca, tiene una trayectoria y un reconocimiento en el mercado. Según Eduardo Tormo, Director de la consultora Tormo Franquicias Consulting, “en este aspecto, hay que destacar que la franquicia tiene una gran capacidad para adaptarse a los entornos cambiantes, le permite al emprendedor invertir en un valor más seguro que al hacerlo en una empresa independiente, son formatos en constante evolución e innovación y que tienen la ventaja de haber sido previamente testados en el mercado”.

En el ámbito de la franquicia, al igual que en el resto de sistemas de negocio, también existe un mínimo porcentaje de error, los más comunes suelen estar relacionados con la falta de identidad con la marca escogida, ya que uno de los principales aspectos para escoger bien una franquicia es tener afinidad o la misma filosofía que la marca elegida; el mal asesoramiento, en el caso de que el franquiciado no reciba una buena información sobre las características principales de la franquicia o sobre las condiciones de las distintas marcas en las que está interesado; inversión precipitada en un modelo de negocio que requiere de un capital mayor del que dispone el franquiciado, es decir, invertir por encima de sus posibilidades; o que la zona escogida no sea la más adecuada para instalar un negocio, porque sea una localidad con menor población de la necesaria o la zona de la ciudad escogida no sea la indicada para el modelo de negocio, porque no sea muy transitada o porque no tenga clientes asiduos.  

Cuando se quiere emprender en franquicia hay que tener en cuenta determinados aspectos como, "escoger un sector que te guste ya que será algo a lo que le dediques la mayor parte de tu tiempo y dentro del mismo, pedir información sobre las franquicias que más te interesen o se adapten a ti. También es importante hacer una inversión realista acorde a tus recursos o necesidades. Por último, creo que es básico conocer tus responsabilidades como franquiciado y las herramientas que pone la franquicia en tus manos para desarrollar el negocio”, asegura Eduardo Tormo. 

¿Cómo escoger la franquicia adecuada?

En el momento de la toma de decisión, entran en juego muchos factores, en primer lugar, es importante conocer bien el sistema de franquicia y sus características, con el objetivo de entender mejor las condiciones que exige el franquiciador. Toda esta información el franquiciado la puede encontrar en guías de franquicia, blogs, portales especializados, webinars o seminarios de la franquicia, entre otros canales, aunque la mejor opción es acudir a una consultora, ya que son especialistas en asesoramiento en franquicia, y además, pueden darle al franquiciado más información sobre otras franquicias del sector. 

Otra fase muy importante durante la etapa de elección de una franquicia es el autoanálisis, es decir, el momento en el que se evalúa toda la información recogida y se baraja si la opción de emprendimiento en franquicia es adecuada o no para uno mismo. 

Cuando el franquiciado decide que la franquicia es un sistema de negocio afín a su persona, llega el momento de conocer los sectores de franquicia en el mercado y las enseñas más destacadas de cada uno de ellos. "Actualmente, los sectores relacionados con la última milla, el delivery y las dark kitchen, se están viendo muy beneficiados por la presencia de inversores, además de los ya tradicionales como la restauración. También el sector del fitness, donde se están implantando las principales marcas internacionales, y el sector de la estética y el cuidado personal”, apunta el director de Tormo Franquicias Consulting. En este paso, el papel de la consultora también es fundamental, porque puede aconsejar al interesado dependiendo de su nivel de inversión, de los requisitos y obligaciones que tiene como franquiciado e incluso, de la exclusividad que ofrece la franquicia, entre otras cuestiones. Siguiendo en esta línea y a ser posible, de la mano de profesionales de la franquicia, el franquiciado necesitará de cierta documentación de la central de franquicias como es el contrato y el precontrato, dossier informativo, documentación sobre los establecimientos abiertos, estructura de la empresa, información económica, obligaciones financieras como franquiciado y plan de marketing. 

Una vez el franquiciado cuenta con toda la información de la franquicia y las ventajas que ofrece, debe pedirle al franquiciador cierta información sobre la empresa como el domicilio social, capital social, datos registrales, etc. Además, necesitará también la información relativa al sector de actividad del negocio, el mercado en el que se encuentra la franquicia, las características de la misma, donde encontrar los productos y servicios que la enseña le ofrece a sus clientes, etc.

El siguiente paso a seguir consiste en estudiar toda la información recogida, formular las preguntas necesarias para dar respuesta a todas dudas del franquiciado, contrastar la información y examinar a fondo todas las propuestas de las distintas marcas escogidas. Cuando el candidato tenga una idea clara de la enseña que desea abrir, debe hacer un último análisis de su capital, ya que de la inversión total debe contar con un 30% o 40% de capital propio.  

Por último, llega el momento de la firma del contrato, el punto más importante, por eso mismo, es necesario leerlo detenidamente punto por punto y analizar cada detalle. Una vez formalizada la relación comercial con el franquiciador, el mismo, debe iniciar todos los procesos necesarios para llevar a cabo el proyecto, empezando por la formación del franquiciado. 



Cuando un interesado se introduce en el mundo de la franquicia, además de todo lo anterior, es necesario que tenga en cuenta ciertos aspectos como no dejarse llevar por las primeras impresiones, ni por la buena reputación que una marca pueda tener en el mercado, porque no siempre es una buena opción, o no optar por aquellas franquicias que sean tendencia. "Es importante que el franquiciado no se ciegue por las marcas. Hay excelentes empresas en fase de inicio, cada vez más, que suponen excelentes oportunidades y marcas ampliamente desarrolladas con un elevado riesgo. Es su responsabilidad conocerse a sí mismo, valorar sus aptitudes, capacidades, disponibilidad económica y asunción del riesgo que esté dispuesto a asumir y en función de todo ello analizar, analizar y analizar cuál es el negocio donde va a sentirse plenamente identificado. Y para mí, un negocio donde me sentiré plenamente identificado en franquicia es aquel que me enamora, que me hace sentir orgulloso de gestionarlo, donde me siento en consonancia con su equipo fundador y gestor, y donde me siento capaz de llevarlo a término por mí mismo con todos los apoyos que me va a brindar", aconseja Tormo.

Además de todos los puntos tratados anteriormente, el franquiciado deberá comprometerse con el modelo de negocio, dedicarle tiempo, ser paciente y seguir las directrices de la central de franquicias para que el modelo de negocio pueda desarrollarse con éxito. 

El sector de la franquicia en 2022

El sistema de franquicia va dando pequeños pasos hacia el camino de la recuperación, en relación a las cifras recogidas, en cuanto al volumen de negocio, con respecto a las de años anteriores a la pandemia. Son muchas las franquicias, de distintos sectores, como el de la restauración o la estética, las que han experimentado un aumento en el interés de abrir un negocio de su marca. “Va a ser un año de pleno desarrollo para el sistema de franquicia, en el cual irrumpirán nuevos conceptos de negocio y también áreas de negocio pertenecientes a grandes empresas que franquiciarán su actividad”, concluye Eduardo Tormo, director de Tormo Franquicias Consulting.

También están apareciendo nuevos conceptos de negocio, innovadores, con sistemas de gestión automatizados, adaptados a los nuevos tiempos, otros que ya existían y que han evolucionado e introducido mejoras en su operativa, etc. El ámbito de la franquicia da grandes oportunidades tanto para emprendedores que quieren invertir en un negocio que funciona, como para empresarios que desean franquiciar su marca y crecer de una manera más rápida a través de sus franquiciados.   

Rellena el siguiente formulario y recibe la información de franquicias del sector que te interesa

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios