25/11/20

Entrevistamos a Frédéric Logodin, CEO del Grupo Provalliance en España

abrir-franquicia-de-estética-belleza-y-peluquería
Muchos inversores se están dando cuenta de que el negocio de servicio es una muy buena fuente para equilibrar el riesgo tecnológico. Nunca se podrá cortar el pelo con un robot. La pasión, la emoción de un peluquero, son fundamentales dentro de la relación con el cliente, y esta es la magia de la peluquería

¿Cuándo y de qué modo nació el grupo y cuál es vuestra estructura actual?

El grupo Provalliance nació en 1975 en Francia, en París y, a día de hoy, tenemos alrededor de 4.000 salones en el mundo.

Trabajamos en tres actividades: salones, formación y producto. Con las que se está facturando aproximadamente 1.400 millones de euros, contando con toda la red de franquicias, y tenemos unos 27.000 colaboradores trabajando para las más de 10 marcas. Tenemos todo tipo de marcas: marcas Premium como Llongueras en España, Maniatis en Francia; marcas emblemáticas tipo Franck Provost, Jean Louis David; y, también, tenemos marcas low cost como Coiff & Co en Francia o Brain Wash en Holanda.

Nuestra posición es la de líder en muchos países de Europa como Holanda, Francia, Italia, Portugal y, también, en España desde que compramos la marca Llongueras hace más de 2 años.

En España, el grupo es líder gracias a sus 3 marcas principales: Llongueras, Jean Louis David y Franck Provost. Tenemos alrededor de 300 puntos de venta, contando nuestras escuelas de formación, y contamos con una facturación que se aproxima, contando otra vez nuestra red de franquicias, a los 90 millones de euros.

También actuamos en el área de la formación con: formaciones de perfeccionamiento a través de nuestro Instituto de Llongueras y formaciones básicas donde estamos creando 400 peluqueros al año a través de nuestras escuelas básicas Llongueras y la Universidad Provalliance radicada en Madrid.

Finalmente, manejamos el negocio de productos. Vendemos online, vendemos con partnership con grandes cadenas de perfumerías a través de nuestros salones shop in the shop dentro de estas cadenas; y, por último, traeremos muy pronto un concepto de category killer de productos profesionales, basándonos en el gran éxito de Bleu Libellule en Francia.

¿En qué situación se encuentra hoy el mercado de peluquería y estética en franquicia?

El mercado de la peluquería y de la estética en España se encuentra en un muy buen momento, porque es un mercado que está dentro de la actividad wellness/belleza que está en gran auge en el mundo entero y, también, en España. Nosotros, que trabajamos en la actividad de servicios de peluquería y estética, estamos viendo un interés cada vez mayor de inversores para ser franquiciados de nuestras marcas. La peluquería y la estética tienen grandes ventajas para los franquiciados porque es un negocio recurrente, que no va a desaparecer, al que Internet no está afectando como a otros negocios como la moda o la misma restauración. Y es un negocio que está demostrando ser bastante resiliente en una crisis muy fuerte como la del Covid. El mercado se encuentra bien y yo creo que nos están esperando unos años de mucho crecimiento, porque muchos inversores se están dando cuenta de que el negocio de servicio es una muy buena fuente para equilibrar el riesgo tecnológico. Nunca se podrá cortar el pelo con un robot. La pasión, la emoción de un peluquero, son fundamentales dentro de la relación con el cliente. Y esta es la magia de la peluquería. Los peluqueros son artistas y están a cargo de la belleza y la felicidad de nuestros clientes. Esto nadie nos lo podrá quitar.

¿A qué retos se enfrenta la peluquería en franquicia?

La franquicia de peluquería obviamente tiene sus retos también, como cualquier actividad. El mayor reto, como en todas las industrias, es la transformación digital y utilizar al máximo estos cambios para encontrar nuevas fuentes de negocio, nuevas formas de tratar a nuestras clientas, de fidelizarlas y, también, nuevas formas de gestionar nuestros peluqueros y de tener un acceso más internacional, más global. El mundo digital nos permite estar presentes muy rápidamente en otros países, lo que antes no era posible. Y estamos viendo muchas formas de hacerlo a través de nuestra marca internacional: Llongueras.

¿En qué posición se encuentra Provalliance en el mercado?

El grupo Provalliance en el mercado de la peluquería se encuentra en la posición de líder en muchos países de Europa, también en España. Y se encuentra en una posición fuerte para el futuro por múltiples razones: Primero, por su solvencia financiera, que es fuerte. Segundo, su posición geográfica en muchos países, que nos permite equilibrar los riesgos. Y, finalmente, por las actividades de gestión de salones, formación y producto. Por ejemplo, en este momento estamos viviendo un auge muy fuerte de los productos debido al Covid. Quizás, hemos sufrido una baja de los servicios, pero con un gran crecimiento de los productos.

Todas estas diferentes actividades en diferentes países, permite al gran barco que es Provalliance atravesar mejor las tormentas que están viniendo.

¿A qué se debe el éxito del modelo de negocio de Provalliance?

El éxito del modelo de Provalliance se debe a sus marcas preciosas como Franck Provost, Jean Louis David y Llongueras: marcas líderes, de calidad, y con todo un protocolo bien estudiado y trabajado tras de más de 50 años de experiencia franquiciando.

Al mismo tiempo, tenemos un equilibrio entre salones propios y franquiciados. Es muy importante para nosotros tener también salones propios porque es una fuente de garantía para nuestros franquiciados, porque todo lo que les pedimos a ellos, lo hacemos nosotros en nuestros salones propios y lo hemos testeado primero. Y, también, somos los mejores asesores porque todo lo que vive un franquiciado, lo estamos viviendo a través de nuestros salones propios. Por esto es importante para nosotros este equilibrio de un 20%/80% a largo plazo y, también, mantener un equilibrio financiero sólido por la complementariedad de los negocios de franquicia y de expansión de salones propios.

¿Por qué Provalliance es una apuesta segura para los franquiciados y qué apoyo aporta?

La apuesta de Provalliance es segura porque es una apuesta sólida, de un grupo sólido financieramente, que tiene unas relaciones con los franquiciados desarrolladas y con experiencia suficiente a través de protocolos, de apoyo, de manuales, de formación, etc. Eso es fundamental, la experiencia es clave.

Por otro lado, la relación con los franquiciados es también muy importante. Una franquicia se desarrolla a través de una relación de mutuo respeto con los franquiciados, de apoyo, de intercambio profundo. Nosotros consideramos en Provalliance que la relación franquiciador - franquiciado no es vertical, es horizontal. Los franquiciados también pueden opinar, pueden aportar, porque es su marca y es parte de nuestra familia.

También la preparación para la transformación digital es otro de los aspectos que hacen al grupo una apuesta segura. A día de hoy, debe haber una planificación, una preparación, una formación para todo el reto digital que estamos atravesando, especialmente para los equipos. Nosotros, dentro de nuestros recursos, tenemos a gente muy preparada a nivel digital, para el futuro, y tenemos una estrategia muy clara para esta transformación digital.

Por último, el aspecto definitivo es el hecho de permanecer a un grupo muy fuerte, un grupo con muchos franquiciados, con más de 4.000 franquiciados en el mundo. La unión hace la fuerza y si eres parte de un grupo, mejor ser parte del más grande.

Consulte más información sobre las franquicias del Grupo Provalliance: Llongueras, Jean Louis David, The Barber Company y Franck Provost

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios