05/06/18

Howard Schultz rompe con Starbucks tras 36 años

El presidente ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz, quien supervisó el crecimiento de la cadena del café en una potencia mundial, ha dicho que renunciará a la compañía después de casi cuatro décadas.

Schultz, quien se jubiló como director ejecutivo el año pasado, renunciará a su puesto en el consejo el 26 de junio.

En una entrevista con el New York Times, Schultz no descartó una candidatura a la presidencia.

'Una de las cosas que quiero hacer en mi próximo capítulo es averiguar si hay un papel que puedo desempeñar para devolver', dijo.

'No estoy exactamente seguro de lo que eso significa todavía'.

El CEO de Starbucks se compromete a contratar a 10.000 refugiados en todo el mundo

Agregó: 'Quiero servir a nuestro país, pero eso no significa que deba postularme para un cargo público para lograrlo'.

El Sr. Schultz, de 64 años, comenzó a trabajar para Starbucks en 1982 como director de operaciones y marketing. Ha dirigido la junta desde 1985 y fue director ejecutivo durante gran parte de ese período.

Durante su permanencia en la empresa, Starbucks creció de 11 tiendas a más de 28,000 y el precio de sus acciones aumentó en 21,000%, dijo la compañía .

Schultz, quien se convertirá en presidente emérito, también usó su posición para hablar en debates sociales.

Starbucks fue uno de los primeros minoristas de Estados Unidos en ofrecer seguro de salud a sus trabajadores. También ha tomado posiciones en temas como la inmigración.

Schultz también ofreció una dura evaluación de su propia firma el mes pasado, luego de que Starbucks llamara a la policía para informar a dos clientes negros que esperaban a un amigo, lo que llevó a su arresto por allanamiento de morada.

'Creo que lo que ocurrió fue reprensible en todos los niveles', dijo a CBS News.

Starbucks dijo que Schultz planeaba escribir un libro y pasar tiempo con su familia este verano.

El presidente ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz

Howard Schultz decide desvincularse por completo de la gestión de la cadena de cafeterías Starbucks, al anunciar que el próximo 26 de junio renunciará a la presidencia de la compañía. Lo hace, explica en una carta enviada a los empleados de la compañía, para dedicarse a la filantropía y al servicio público. Este último detalle se interpretó de inmediato como el inicio de lo que podría ser su carrera en política.

 

El ejecutivo ya anunció en diciembre que dejaba la gestión diaria, al ceder el cargo de consejero delegado a Kevin Johnson. Su renuncia por completo deja así el camino libre al nuevo equipo de gestión. La decisión hizo que las acciones de Starbucks cayeran más de un 2% al cierre del mercado. Fue el artífice de convertir una pequeña cafetería en Seattle en una de las marcas más reconocidas del mundo.

Howard Schultz decide ampliar así el horizonte, como en su día hizo Bill Gates y otros ejecutivos cuando se desmarcaron por completo de las compañías con las que se asociaba su nombre. Y como Gates, Schultz se dedicará a las labores de su fundación familiar. La gran diferencia entre los dos empresarios vecinos en Seattle es que el patrón de Starbucks es muy activo en cuestiones políticas y sociales.

Starbucks cerró hace una semana durante varias horas cerca de 8.000 locales que opera por todo Estados Unidos para que sus empleados participaran en un taller antirracial, después de que dos personas negras fueran arrestadas en una de sus cafeterías en Filadelfia por esperar en el interior sin consumir. El vídeo con el momento de la detención se hizo viral y desató un intenso debate. La controversia trastocó su plan de retiro.

La renuncia estaba lista desde hace meses. Myron Ullman, que dirigió los grandes almacenes JCPenny, ha sido nombrado presidente del consejo de administración de Starbucks. Mellody Hobson, presidenta ejecutiva del fondo Ariel Investments, asumirá la vicepresidencia cuando se complete el relevo a final de mes. La transición que se inició en diciembre ya dio aíre a los comentario sobre los planes políticos de Howard Schultz.

El empresario apoyó sin fisuras la carrera presidencial de Barack Obama ydespués la de Hillary Clinton. Tras la victoria electoral de Donald Trump las pasadas elecciones se especuló incluso con la posibilidad de que pudiera presentarse a las presidenciales de 2020. “Daré la vuelta a varias opciones”, dice en la nota, “pero aún me queda mucho por saber qué me depara en el futuro”.

En una entrevista con The New York Times, deja la puerta abierta a la posibilidad de aspirar a llegar un día a la Casa Blanca. 'Desde hace bastante tiempo', señala en su comentario, 'me preocupa profundamente nuestro país'. Cita en concreto la división interna y la posición que Estados Unidos tiene ahora en la escena global. En el pasado criticó la política migratoria del presidente.

También se enfrentó a Trump en cuestiones como el medio ambiente o el matrimonio homosexual. Y ya antes de las elecciones, en un discurso, denunció además que las oportunidades que tuvo para lograr el 'sueño americano' se estén esfumando para la mayoría de la gente. 'No puede ser accesible solo para los privilegiados que son blancos y viven un un buen barrio', lamentó. 

Información recogida de las siguientes fuentes: bbc.com y elpais.com 

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios