Agencia inmobiliaria
[ 01/02/19 ]

La franquicia Alfa Inmobiliaria habla de las 3 opciones que existen si no se quiere vender una vivienda


La franquicia inmobiliaria cuenta con 225 oficinas analiza las tres opciones que tiene un propietario si no quiere vender su vivienda.

La franquicia cuenta con 225 oficinas analiza las tres opciones que tiene un propietario si no quiere vender su vivienda. Alquilar como vivienda habitual, temporal o turística son las opciones que hay para cuando no conviene vender.

La vivienda continúa su senda alcista pero no de forma homogénea. Las estadísticas apuntan a que el precio de la vivienda creció un 8,4% durante 2018. “Siempre debemos recordar que esta es la cifra media. Hay regiones de España en las que los precios cayeron por debajo de las cifras alcanzadas doce meses atrás, y otras muchas en las que el incremento rozó el 1%”, afirma Jesús Duque, vicepresidente de la red Alfa Inmobiliaria. Y añade que “Ante esta situación, cada vez más propietarios de una segunda vivienda están optando por alquilarlas como forma para obtener alguna rentabilidad y no vender a pérdidas o que la vivienda no les cueste dinero”.

En España, alrededor del 20% de los ciudadanos cuentan con una segunda vivienda. Muchas de ellas, residencias de verano, pero los gastos que generan pueden llegar a ser elevados.

“El éxito en un alquiler reside en elegir el régimen que más conviene a cada vivienda: alquiler destinado a residencia habitual, temporal o turística. Y eso, no siempre es fácil” afirma el responsable de Alfa Inmobiliaria.

Las características de la vivienda, su ubicación, su decoración e incluso las circunstancias personales del propietario deben ser analizadas en profundidad antes de tomar ninguna decisión al respecto. 

La enseña inmobiliaria analiza las diferentes opciones que existen:

Alfa Inmobiliaria destaca que el alquiler turístico, no vale para todos los casos. Sólo en algunos casos esta opción puede resultar rentable. Depende de la localidad, la ubicación… No obstante, la enseña asegura que esta vía no es la más fácil para el propietario particular ya que gestionar una vivienda de este tipo requiere de una licencia turística aprobada por la Comunidad Autónoma y que exige el cumplimiento de una serie de requisitos. Sería necesario también tener la capacidad de recibir y atender a los clientes, gestionar la limpieza de la vivienda, estar presente en plataformas de internet…

El Alquiler temporal, o por meses es una forma de tener ingresos extra, pero seguir disfrutando de la vivienda. Al alquilar una vivienda por periodos vacacionales o estancias cortas, los propietarios podrán rentabilizarla. Además, el beneficio económico en este caso es mayor al que se obtiene con el alquiler a largo plazo.

Y el Alquiler destinado a vivienda habitual. “Es claramente el formato que ofrece más seguridad y estabilidad al propietario, si bien las rentas mensuales, aunque no han dejado de subir en los últimos meses, son notablemente inferiores a las generadas en los dos casos anteriores” añade Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Según Alfa Inmobiliaria, esta es la opción más ventajosa en cuanto a menos gastos y a nivel fiscal.

Son opciones diferentes, pero es necesario conocer los pros y los contras.

Consulte más información sobre la franquicia inmobiliaria Alfa Inmobiliaria