Los jóvenes emprendedores definirán el futuro de la franquicia

La juventud actual es puntera en el uso de la tecnología y la innovación y han encontrado en la franquicia un sistema en el que desarrollar su potencial como empresarios en los sectores más punteros.

Algunos de los principales motivos por los que los jóvenes se han decantado por la franquicia es por la falta de empleo y la temporalidad de los contratos. Según los datos del primer trimestre del 2019 de la EPA (Encuesta de Población Activa) indica que la tasa de paro en jóvenes de menos de 25 años es del 35%, por lo que estos son los que más dificultades tienen para encontrar trabajo. La media de edad de estos jóvenes emprendedores se encuentra entre los 18 y los 24 años, siendo así el 54,1% hombres y el 45’8% mujeres.

Asimismo, se ha registrado un incremento de franquicias en el mercado español, siendo así el quinto año consecutivo que las franquicias recogen crecimiento en todos sus ámbitos. Es decir, han aumentado en número de enseñas, de locales y de empleados como consecuencia y, evidentemente, la facturación también. Se han registrado datos de crecimiento desde el 2001, en el que se registraron 646 enseñas y actualmente se han contabilizado 1.376.

Los jóvenes han influido en gran mediad al crecimiento de las franquicias, pues encontraron en ella una gran solución para sus problemas laborales. Las enseñas no requieren una experiencia previa del sector pues la formación que brindan a sus nuevos franquiciados es tan completa que hacen que el conocimiento del mercado en el que operan sea innecesario. Todos los problemas que puedan surgir se solucionan desde el principio.
    

Dentro de las franquicias, alguno de sus sectores es más predilectos para que los jóvenes inviertan, sobre todo, aquellos que sean vanguardistas y rentables, como es el caso de las lavanderías de autoservicio. Además, aquellas enseñas que cuenten con un elevado componente tecnológico y digital atraerán más a esta generación, ya que estos están muy interesados en las nuevas tecnologías, en la robótica, y desarrollarse en este sector, resulta para ellos una gran oportunidad. Las franquicias que más interés suelen causar bajo estas características son todas aquellas que tengan que ver con la reparación de móviles, la venta de videojuegos o artículos de electrónica, las que ofrezcan posibilidades de diseño web y las que comercializan y arreglan ordenadores.

Otros requisitos que los jóvenes exigen a la hora de escoger su enseña ideal tiene que ver con la inversión, estos buscan franquicias que nos superen los 80.000 euros de inversión, que no se necesite disponer de locales con grandes dimensiones, los ideales son los de 70 metros cuadrados aproximadamente, y el último requisito es que no tengan que contratar mucho personal. En resumen, minimizar al máximo posible los gastos diarios e iniciales.
 

  

Una de las mayores preocupaciones de la juventud es la falta de conocimiento de idiomas, han observado como la sociedad española carece del nivel de inglés necesario. Por ello, las enseñas de aprendizaje, sobre todo de idiomas, han crecido bastante gracias a que muchos jóvenes se han decantado por este sector para desarrollar su vida empresarial. Los jóvenes emprendedores también han mostrado cierto interés en las enseñas destinadas a los niños como son aquellas que comercializan moda infantil o material escolar. Estas últimas, que están ubicada en el sector de papelería ha supuesto un área atractiva para esta generación debido a la capacidad de adaptación que han tenido, pues no solo venden material escolar, sino que también disponen de productos fotográficos, juguetes y artículos de oficina.

Aunque estos son los sectores por los que más se decanta la juventud, no podemos dejar atrás los reyes de la franquicia, el hotelería, la moda y la estética, que, aunque están saturados, han sido capaces de incorporar nuevos sectores rompedores y revolucionarios que han captado la atención de los emprendedores más jóvenes. Algunos de estos nuevos conceptos tienen que ver con la concienciación medio ambiental, por ello han proliferado los restaurantes de comida ecológica, casera o vegana y las tiendas de ropa que comercializan articulo de segunda mano, ecológicos o deportivos. En cuanto a la estética, la moda de la pedicura y manicura ha hecho que este se mantenga en su posicionamiento y reciba nuevos jóvenes emprendedores.

En definitiva, la juventud no es una escusa para emprender en franquicia, pues como hemos visto es una de las generaciones que más activa el sistema invirtiendo y poniendo en marcha enseñas para autoemplearse y convertirse en sus propios jefes. El entusiasmo, la energía y la iniciativa que los jóvenes aportan a las franquicias hacen que estas se renueven, se beneficien y recaben mucho éxito.

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

Filtra, selecciona y recibe toda la información sobre tus franquicias