Las franquicias de comida a domicilio en España

El mercado de la comida a domicilio o delivery está al alza, ya que en los últimos años y sobre todo, con la llega de la pandemia, con la que se cerraron los locales de hostelería y restauración, el servicio a domicilio se ha vuelto imprescindible para la mayoría de negocios del sector.

Las franquicias de comida a domicilio ayudaron a que el sector de la hostelería y la restauración permaneciera abierto y funcionando durante el confinamiento, además, han colaborado a que la oferta de comida con entrega a domicilio llegue a poblaciones más pequeñas o barrios con menos población.

Franquicias de food delivery local

Dentro del sector del delivery ha surgido un nuevo concepto de negocio, el food delivery local que ofrece un servicio cercano y centrado en impulsar el comercio local. Un ejemplo de franquicia de servicio delivery de proximidad es Yallego, que no solo llega a pequeñas localidades en la Comunidad de Madrid, sino que además, opera con restaurantes locales, es decir, con pequeños comercios, para que la oferta gastronómica de estos llegue a más población.

Las franquicias de comida a domicilio son un negocio rentable ya que pueden operar con una infraestructura reducida, aunque en algunos casos no es necesario tener un local, como sucede con la franquicia Aloha24 que opera con un gran equipo de repartidores a domicilio desde un call center virtual.

Las franquicias de delivery con producto propio

Algunas de las empresas dedicadas al reparto de comida a domicilio, cuentan con productos de elaboración propia. Se trata de un tipo de menú especial, que o bien está especializado en un estilo gastronómico o se elaboran en exclusiva para el servicio a domicilio. En este ámbito destaca la franquicia Mamá Me Lo Como Todo, que ofrece un producto para el público infantil y familiar, la cual opera con las grandes plataformas de delivery y ofrece a cualquier establecimiento poder añadir su concepto de fast food a su negocio principal. También la franquicia Smart Cook cuenta con unos menús creados en base a las tendencias culinarias del momento y con productos especialmente para el delivery.

Las franquicias de delivery son el futuro

La mayoría de franquicias de restauración ya cuentan con un servicio de delivery, ya sea propio o a través de otras empresas especializadas en el reparto a domicilio. Era un modelo de negocio que ya estaba al alza y que con la pandemia creció todavía más y ha llegado para quedarse, como un canal más de venta. Es un servicio que permite que los productos de los diferentes comercios, viajen de un lado a otro por las ciudades y la población pueda disfrutar de más oferta de productos. No solo se implantará o permanecerá para cubrir, sobre todo, sectores como la hostelería o la alimentación, sino que abarcará muchos más como ya pasa en muchos países.