05/04/18

La enseña Engel&Volkers comercializa el castillo en el que Rubens pasó sus últimos años

La propiedad, que forma parte del patrimonio cultural belga desde 2009, está a la venta por cuatro millones de euros

Engel & Völkers comercializa, por cuatro millones de euros, el castillo en el que el pintor barroco de la escuela flamenca, Peter Paul Rubens, residió los cinco últimos años de su vida (1635-1640). La propiedad, conocida como Castle Het Steen o Rubens Kasteel, está situada en el pueblo de Elewjit, a unos 27 kilómetros de Bruselas.

El propietario actual del castillo ha llevado a cabo una restauración sucesiva del mismo desde el año 1955. El castillo figura como monumento histórico desde 1948 y forma parte del patrimonio cultural belga desde 2009.

Un histórico castillo con amplios terrenos

En las ocho hectáreas de terreno que tiene la propiedad se ubican el castillo principal, que data de 1304, junto a otras tres residencias. En total, la finca dispone de 33 habitaciones, distribuidas en un interior de aproximadamente 889 m2.

Un puente de piedra forma la gran entrada al emblemático edificio que posee dos alas principales: una que forma el espacio habitable para el señor del fortín y otra destinada al personal doméstico. A ello se suman siete habitaciones, cinco salas de recepción con chimenea, tres oficinas y dos cocinas.

Los tres edificios secundarios datan del siglo XVIII. El primero es una residencia de piedra arenisca de dos pisos con seis habitaciones y un baño que, además, dispone de una capilla en la planta baja. El segundo consta de cuatro dormitorios y un baño, mientras que el tercero cuenta con un garaje para cuatro coches, salas de almacenamiento, un espacio de trabajo, invernadero, una torre de agua y un apartamento.

Rubens pintó algunas de sus obras más conocidas en este castillo

El nombre del castillo, Het Steen -steen en holandés es piedra-, hace referencia al hecho de que fue el primer edificio de arenisca construido en la región. Si bien otras fuentes mantienen que esta denominación se debe a la torre de piedra cuadrada que formó parte de la propiedad hasta el siglo XVIII. Originalmente, la finca pertenecía a los caballeros locales de Wilre. Desde 1936 fue propiedad de la familia de Taeve.

Durante los siglos XV y XVI, la fortaleza tenía una función militar estratégica que permitía al Ducado de Brabante gobernar sobre Malinas. Con los años, se amplió con la anexión de un puente levadizo, torre, foso, terrenos adicionales y prados. La llegada al castillo del Señor de Corbais, Jan Cools, en 1622, le hizo tomar una función más residencial.

Rubens compró el castillo en 1635 para residir en él con su segunda esposa, Helena Fourment. El pintor rediseñó toda la fortaleza con un estilo renacentista flamenco y mandó grabar su escudo de armas grabado sobre la chimenea en la sala de estar. Desde entonces, el castillo ha sido conocido como Rubens Kasteel. El pintor flamenco produjo algunas de sus obras más célebres en él y en sus alrededores, y la fortificación en sí también fue objeto de varias de sus pinturas.
   
Consulta más información sobre la Franquicia Engel & Völkers 

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios