preferencias-jovenes-acceso-vivienda
[ 01/08/19 ]

Preferencias de los jóvenes españoles en la elección de su vivienda


La red inmobiliaria CENTURY21 ha presentado, el II Observatorio de la Vivienda en España para conocer las dificultades de los jóvenes para acceder a la vivienda

La red inmobiliaria CENTURY21 ha publicado recientemente el II Observatorio de la Vivienda en España destinado a esclarecer las incógnitas y dificultades que los jóvenes españoles padecen a la hora de acceder a la vivienda.  En un primer avance, se confirma que aquellos con edades comprendida entre los 18-34 años tienen muy clara su preferencia y que casualmente coincide con los gustos de sus progenitores.

La elección de dos tercios de los jóvenes entrevistados confirman que la primera vivienda al emanciparse sea en la misma ciudad donde actualmente viven, de estos un 37% confirman que la vivienda estuviese ubicada en las zonas periféricas del centro de su ciudad frente al 29% quienes optan por vivir en el centro; de todos ellos, sólo el 10% ha seleccionado el extrarradio como ubicación de referencia. 

Los pisos con una superficie de 75 m2, 3 habitaciones y 2 baños, son las opciones predilectas por los entrevistados. A la hora de decidir la distribución, 6 de cada 10 optan por tener un salón grande y habitaciones pequeñas, de hecho un 70% prefiere que salón y cocina estén en zonas independientes de la casa. Cabe señalar, que al 50% les resulta de gran importancia la calidad de la construcción, acceso al transporte público y eficiencia energética con la que esté dotada la casa.

A medio plazo, dentro de 5 a 8 años, se les planteó una serie de preguntas para conocer un escenario hipotético en el cual dispongan de un salario, situación laboral y personal estable y se les volvió a preguntar las mismas cuestiones obteniendo bastas variaciones, tales como que un 15% preferiría vivir en zonas periféricas o que el chalet se posiciona como la opción preferida para vivir con una superficie mínima de   106 m2.

Ricardo Sousa CEO de la compañía en España afirma que los jóvenes mantienen un pensamiento convencional desempeñando un papel conservador, siguiendo el modelo visto en sus padres tales como la familia, creación del hogar, estabilidad e ilusión por la propiedad.