Franquicias de golosinas en España

Dentro de las franquicias de golosinas en España, destacan mayoritariamente las que pertenecen a pequeñas y medianas empresas. Es un sector que destaca por ser un modelo de carácter familiar, aunque también existen grandes empresas en nuestro país que se dedican a la venta y distribución de gominolas, caramelos, etc.

Las franquicias de golosinas, son un modelo de negocio que se mantiene en el tiempo porque siempre tienen su público. Las golosinas están presentes en la vida de todas las personas, sobre todo en momentos de ocio como fiestas, cumpleaños o reuniones familiares.

Modelo de negocio de las franquicias de golosinas

Las franquicias de golosinas es un modelo de negocio que está en auge por el consumo de este producto por las familias y porque cada vez se van adaptando nuevos métodos para la elaboración y fabricación de estos dulces, para que sean más saludables. Este es el caso de la franquicia Papabubble que elabora caramelos artesanales, en donde los clientes pueden ser testigos, en vivo, de la fabricación de los dulces de toda la vida.

Las franquicias de este tipo también venden otro tipo de productos como chocolates, palomitas, tartas, caramelos, chicles, entre otros y, abrir un establecimiento de este tipo es un negocio sencillo y rentable.

Un ejemplo de franquicia rentable del sector de las golosinas es La Dulce Vita, una enseña que nació en Salamanca y no solo ofrece una variedad de golosinas, sino que también tiene a la venta una sección de pasteles y chocolates, que además ha innovado en su sector, ofreciéndole a sus clientes un servicio de entrega de pedidos a domicilio.

Hay franquicias de golosinas enfocadas a un público específico y que ofrecen un producto más selecto como es el caso de la franquicia OOMUOMBO, que destaca por ser una tienda dirigida a un público adulto, con golosinas de alta calidad importadas de Suecia.

Sin embargo, hay otro tipo de franquicias dentro de este sector que destaca por su originalidad y por ofrecer un producto diferencial en el mercado, como es el caso de la franquicia All Pop, una cadena que elabora palomitas de distintos sabores en sus propias instalaciones.