BonÀrea

Franquicias Alimentación y Supermercados

Descripción

La Franquicia BonÀrea

Llega al consumidor a través de sus tiendas, con toda la gama de productos cárnicos que elabora íntegramente el Grupo Alimentario Guissona.

Las bases del éxito de la franquicia BonÀrea son la venta directa, sin intermediarios y la máxima relación calidad precio.

Sin ningún intermediario: el Grupo Alimentario Guissona realiza todo el ciclo productivo del producto cárnico, desde el nacimiento de las aves y del ganado, pasando por la fabricación de los piensos, la cría y el engorde de los animales, el sacrificio, la transformación y la elaboración de los productos, hasta su distribución y venta.

Los establecimientos propios, así como las franquicias BonÀrea ofrecen productos de la máxima calidad al mejor precio, sin intermediarios y con la certificación de calidad ISO 9001 de todos los procesos de producción y comercialización, y ahora también dispone del nuevo certificado ISO 22000 que, a través de un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos, garantiza que los productos cárnicos que produce y comercializa su 100% seguros.

Expansión de BonÀrea franquicia

Con una red de más de 385 tiendas, situadas en Cataluña, Aragón, Castelló, Madrid, Guadalajara y Andorra, BonÀrea quiere estar cada día más cerca del consumidor.

Ofreciendo una completa gama de productos con la mejor relación calidad-precio del mercado, con reposición diaria de los productos frescos y envasados para el autoservicio.

Ventajas de la Franquicia BonÀrea

- Reposición diaria de producto, frescura producto.

- Calidad.

- Precio.

- Rapidez.

- Agilidad.

- Autoservicio.

- Higiene.

- La marca formará al franquiciado y a su equipo en la gestión diaria de la tienda.

- Apoyo a la apertura por parte de personal de la enseña.

Historia

La aventura comenzó hace medio siglo, cuando un reducido grupo de personas de Guissona y sus alrededores, recién iniciados en la actividad ganadera, decidieron constituir la Cooperativa Avícola de Guissona, que, con el transcurso de los años, ha dado paso al Grupo Alimentario Guissona.

La década de 1950 revolucionó el mundo rural.

Las máquinas fueron reemplazando a los animales de labor, lo que redujo el peso de los trabajos agrícolas y trajo una importante mejora de la productividad agraria y un gran excedente de mano de obra.

La mecanización del campo fue el inicio de la despoblación de nuestros pueblos.

Pese a todo, estos cambios en el mundo rural abrieron la puerta a nuevas oportunidades de prosperidad.

Los vecinos de las ciudades demandaban cada vez más alimentos, en especial huevos y carnes, porque habían perdido los corrales que tenían en el pueblo.

Era necesario, pues, hallar nuevas formas para obtener esos alimentos en mayor cantidad e incluso calidad.

Fue así como, con apenas unos centenares de gallinas y cerdos, y una entrega y valor imponderables a pesar de la inexperiencia, algunos aventureros se lanzaron a una nueva actividad, las granjas, intentando hallar en ellas nuestro futuro.

Por los años setenta eran por volumen de ventas y personal, la mayor empresa de Lleida. Supuso un punto de inflexión en la historia de la Cooperativa, que entró en una nueva etapa en la que fueros distinguidos con premios de diversa índole.

Este camino llevó a la realidad social y económica actual del Grupo Alimentario Guissona.

Muchas personas y familias dependen de él y confían en el futuro, porque creen que su trabajo es valioso para los consumidores y para la sociedad en general, ya que no sólo proporcionan alimentos, sino que lo hacen con calidad y precios excepcionales, lo que justifica su desarrollo sostenido.

El 23 de diciembre de 1999 se constituyó la Corporación Alimentaria Guissona, S. A., a la que se aportaron los principales activos de la Cooperativa de Guissona, así como de otras sociedades que fueron apareciendo en la década de 1990.

Así, las 74.992 acciones de la Corporación se distribuyeron entre más de 4.500 accionistas, con un criterio acertado y, por supuesto, con la conformidad de los socios.

Aseguraron de este modo el porvenir del Grupo Alimentario Guissona, actualmente formado por la Cooperativa de Guissona, la Caja Rural de Guissona, la Corporación Alimentaria Guissona, las Fundaciones Agropecuaria y la franquicia BonÀrea, Servicios Agropecuaria de Seguros y Serveis Médics Guissona.

Los inicios como cooperativas del campo y de crédito han marcado la trayectoria de las empresas del Grupo Alimentario Guissona, que han mantenido los principios de economía social.

Así, los accionistas fundacionales de la Corporación Alimentaria fueron los mismos socios de las cooperativas, los usuarios de su actividad y su personal.

También las fundaciones Agropecuaria y franquicia BonÀrea, que gestionan directamente y que tanto representan en el entorno de Guissona, se encuadran en su responsabilidad social.

Toda esta trayectoria hace que la franquicia BonÀrea cuente con una amplia experiencia en el sector, que a su vez transmite a sus franquiciados.

Consigue toda la información sobre esta franquicia

* Campos obligatorios

Ficha técnica

  • Inversión total
  • Desde 64.000 €
  • Canon de entrada
  • 0 €
  • Canon de publicidad
  • 0 €
  • Royalty
  • 0 €
  • Duración de contrato
  • 10 años
  • Establecimientos totales
  • 331
  • Tamaño mínimo del local
  • 180

Datos de la empresa

  • Constitución empresa
  • 1995
  • Constitución cadena
  • 2015
  • País de origen
  • España
  • Provincia
  • Lleida

Franquiciashoy.es revoluciona el acercamiento entre emprendedores y franquicias

Crea tu propio perfil, encuentra la franquicia que mejor se adapta a tus preferencias y mantente al día de todas nuestras novedades.

* Campos obligatorios